Inicio ASP Los fármacos biológicos irrumpen en la dermatología pediátrica

Los fármacos biológicos irrumpen en la dermatología pediátrica

biológicos_dermatología_pediátrica

..Redacción.
Los medicamentos de origen biológico llevan tres décadas expandiendo las fronteras de su uso. En dermatología, estas terapias están despuntando como una herramienta fundamental para múltiples problemas como la psoriasis o la dermatitis atópica. Hasta el momento iba dirigidos a la población adulta, aunque cada vez son más los estudios que muestran su eficacia y seguridad en la población pediátrica con formas graves de enfermedades dermatológicas.

Estudios muestran la eficacia y seguridad de medicamentos biológicos en dermatología pediátrica

Decidimos realizar un simposio para repasar las peculiaridades del uso de biológicos en pediatría sobre la evidencia científica acumulada. Por fin tenemos ensayos clínicos en psoriasis, dermatitis de contacto, hidradenitis y otras patologías pediátricas con biológicos y durante este congreso hemos tratado de resumir la mejor práctica clínica” explicó el Dr. Raúl de Lucas, coordinador del Grupo de Dermatología Pediátrica de la AEDV, durante un simposio organizado por el 47 Congreso Nacional de la Academia Española de Dermatologia y Venereología (AEDV)

No existe una guía terapéutica al respecto, por ello se ha tratado de ofrecer un resumen de la evidencia acumulada. “Los biológicos llevan ya 10 años utilizándose en niños con psoriasis graves. Sin embargo, no había otras indicaciones en dermatología pediátrica para estas terapias. Pero eso cambió el pasado mes de marzo, cuando se aprobó el dupilumab para niños mayores de 12 años con este problema, ya que los estudios muestran que esta terapia es más eficaz y segura que los tratamientos sistémicos que se venían utilizando hasta ahora”, señaló la Dra. Ana Martín-Santiago.

Los biológicos llevan ya 10 años utilizándose en niños con psoriasis graves

Como señaló la dermatóloga, la mayoría de los casos de dermatitis atópica se controlan con medidas generales y tratamiento tópico. Sin embargo, los casos graves de dermatitis atópica, el 15-20%, no estaban siendo bien controlados con esta estrategia terapéutica ni con medicamentos sistémicos. “Algunas formas de dermatitis son muy graves y alteran considerablemente la calidad de vida del pacientes y de su familia. El picor les impide dormir, les genera cambios de humor, afectación al rendimiento escolar, algunos acaban desarrollando un trastorno de déficit de atención e hiperactividad, e incluso conllevan una carga económica por la pérdida de días laborales de los cuidadores. Ahora tenemos una terapia que muestra eficacia y seguridad. Es un alivio”, añadió la Dra. Martín-Santiago

A diferencia de la psoriasis, para la que están aprobados varios biológicos, o de la dermatitis atópica, hay enfermedades como los trastornos de la queratinización, cuya baja prevalencia impide realizar estudios sistemáticos que permitan sacar conclusiones acerca de su eficacia y seguridad. “El problema es que en las enfermedades raras es muy difícil realizar un ensayo clínico con poder estadístico, por lo que con frecuencia tenemos que usar tratamientos fuera de indicación guiándonos por hallazgos publicados en casos aislados”, señaló la Dra. Ángela Hernández

La eritrodermia comparte mecanismos etiopatogénicos similares a la psoriasis, siendo la inflamación la principal diana terapéutica. “El trastorno de la queratinización produce alteraciones en la barrera cutánea y esto genera inflamación. Ahí es donde tienen cabida los fármacos biológicos”, señaló la Dra. Hernández

Noticias complementarias: