Inicio ASP El porcentaje de funcionarios que eligen aseguramiento público crece un 6% en...

El porcentaje de funcionarios que eligen aseguramiento público crece un 6% en la última década

MUFACE-Funcionarios

..Redacción.
A través del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) el porcentaje de funcionarios de la Administración del Estado que eligen el aseguramiento público creció seis puntos, -del 14 al 20%- en la última década. Esta cifra, a juicio de expertos en economía de la salud es “muchísimo”.

La respuesta a este crecimiento hay que encontrarla en el incremento del envejecimiento del cuerpo funcionarial. También en la selección del riesgo, que atañe a los que tienen peor salud o precisan de tratamientos para enfermedades graves que eligen la atención en el sistema público. Y los más sanos, que se decantan por la atención privada, que tiene financiación pública a través de MUFACE.

Presentado recientemente en las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud, organizadas por la Asociación de Economía de la Salud en Albacete, el estudio ‘El misterio de MUFACE: ¿Selección por riesgo o empeoramiento de la calidad percibida?’ revela dos conclusiones principales.

Se está produciendo un envejecimiento en el colectivo de los funcionarios

El trabajo ha sido elaborado por los profesores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Beatriz González López-Valcárcel y Jaime Pinilla. En él se aborda la situación de dos millones de funcionarios que pueden elegir aseguramiento público o privado.

La primera conclusión destaca el envejecimiento del colectivo de funcionarios. Como indica López-Valcárcel el motivo es “porque han entrado muy pocos nuevos, pocos jóvenes por debajo, y por lo tanto los funcionarios se hacen mayores”. Además, relacionado con el envejecimiento, actualmente lo que está sucediendo es que hay una selección de riesgos. Por ello los funcionarios más sanos que, no necesitan tratamientos complejos, “tienden a irse a la privada”. Ya que les facilita el “no tener pasar por el filtro del médico de cabecera y hacer “shopping” de consultas de especialista sin filtro, que es más cómodo”.

La segunda conclusión es que aquellos funcionarios que presentan problemas graves de salud. En consecuencia mayor comorbilidad con enfermedades crónicas o cáncer. Con estas enfermedades más caras “se van a la pública”.

Ahondando más en la subida de funcionarios que han elegido la pública en la última década. Para Beatriz González, “tradicionalmente los que elegían la pública suponían  un 15% o menos, frente al 85% o más que seleccionaba la atención privada”. Pero en diez años los funcionarios que eligen el INSS han pasado del 14 al 20%.

Desde su punto de vista estas cifras podrían tener “mucha repercusión de cara a las políticas”. Ya que “hay un lobby machacando con que “modelo MUFACE” (elegir aseguradora con cargo a los presupuestos públicos) es superior. Además “debería ofrecerse al conjunto de la población”. Con el argumento de que el asegurado medio de MUFACE que elige la privada “gasta menos” que el que elige el INSS.

Sin embargo, al introducir en la ecuación los riesgos que atienden uno y otro modelo de aseguramiento, se “desmonta absolutamente” el argumento. ¿La razón?: porque en el INSS están “los malos riesgos”, aquellos que “gastan mucho  porque tienen peor salud”,¡. Mientras que en la privada están los más sanos que son “los más baratos de atender”, concluye.

Noticias complementarias: