Inicio ASP Tan solo el 5% de pacientes con glioblastoma vive cinco años después...

Tan solo el 5% de pacientes con glioblastoma vive cinco años después del diagnóstico

..Redacción.
Aunque las mejoras en la mediana y las tasas de supervivencia a corto plazo para los pacientes con gliobastoma se producen, también es real el porcentaje tan bajo de pacientes (5,5%) que consiguen sobrevivir a cinco años. Así se desprende de una investigación de la Clínica Mayo (Estados Unidos).

La supervivencia del glioblastoma no es superior a 15 meses desde que se diagnostica

El glioblastoma es el tumor cerebral más agresivo y frecuente. Si hubiera que calificarle con tres adjetivos, estos serían: inoperable, resistente a terapias y siempre mortal. Y es que su plazo de supervivencia no es superior a 15 meses desde que se diagnostica.

En consecuencia, según estudios epidemiológicos, tiene un impacto muy elevado en la mortalidad, con una incidencia anual entorno a tres personas afectadas por este tumor de cada 100.000. Aparece con más frecuencia entre los 45 y 70 años. Su tratamiento incluye cirugía acompañada de radio y quimioterapia.

El análisis retrospectivo de 48.652 casos en la National Cancer Database de Estados Unidos desde enero de 2004 hasta diciembre de 2009 presenta a 2.249 pacientes con gliobastoma que sobrevivieron al menos cinco años después del diagnóstico. Los que lograron la supervivencia a cinco años, la duración mediana de la supervivencia fue de 88 meses. Los que no pudieron sobrevivir cinco años tenían una mediana de supervivencia de solo siete meses.

Como explica el autor principal del trabajo, Daniel Trifiletti, “la introducción de la quimioterapia en el tratamiento del glioblastoma fue revolucionaria. Aunque esta investigación sugiere que sirve más como una medida temporal contra la recurrencia de la enfermedad y la muerte”.

Es probable que se requieran enfoques novedosos y radicales para tratar el gliobastoma

Según el estudio, los factores asociados con la supervivencia a cinco años incluyen la edad, raza y sexo. Quienes consiguieron la supervivencia a cinco años eran adultos más jóvenes, mujeres y no blancos.

Otros factores a tener en cuenta incluyeron buena salud en general e ingresos medios más altos. También tumores que estaban en el lado izquierdo del cerebro o fuera del tronco encefálico, y tratamiento con radioterapia. Contrariamente a estudios realizados con anterioridad, el tamaño del tumor no afectó de manera significativa las probabilidades de supervivencia a largo plazo.

Como indica Trifiletti, los hallazgos ponen de manifiesto que se necesitarán tratamientos agresivos, acorde al tumor. De esta forma para conseguir la supervivencia a largo plazo. Finalmente, a tenor de los resultados, el trabajo recomienda que a casi todos los pacientes se les ofrezca participar en un ensayo clínico “Aunque es incierto cómo se puede lograr esto”, reconoce el autor. Por ello “es probable que requiera enfoques novedosos y radicales para el tratamiento de la enfermedad”, concluye.

Noticias complementarias: