Inicio ASP El uso de equipos portátiles de RX puede contribuir a reducir la...

El uso de equipos portátiles de RX puede contribuir a reducir la presión asistencial

..Redacción.
Los equipos portátiles de RX pueden contribuir a la reducción de la presión asistencial de los hospitales y a mejorar el acceso a las pruebas médicas en zonas rurales de la España vaciada. El uso de estos equipos se está incrementando en los últimos tiempos impulsado por los avances técnicos. Estos avances han permitido que tengan mayor movilidad y autonomía al tiempo que proporcionan una calidad de imagen similar.

Los equipos portátiles de RX pueden mejorar el acceso a las pruebas médicas en zonas rurales de la España vaciada

La OMS calcula que a más de dos tercios de la población mundial no tiene acceso a pruebas radiológicas. Hoy, uno de los principales objetivos de la OMS es asegurar la accesibilidad de estas pruebas. Cualquier patología aguda requiere un estudio radiológico de urgencias. Por ello es necesario salir del ámbito hospitalario y llevar la radiología allí donde se encuentren los pacientes.

Tal como explica Rafael Fernández, responsable de soluciones de rayos X de Carestream Iberia, “la tendencia es reducir el volumen de la atención hospitalaria y utilizar más la atención primaria y domiciliaria. De manera que, siempre sea el hospital el que se acerque al paciente y no al revés”. Según Fernández, ”actualmente es posible hacer un diagnóstico mediante una radiografía a un paciente en un centro de primaria; en una residencia de ancianos; en un centro deportivo e incluso en el propio domicilio si es necesario, de manera parecida a como se hace una prueba de glucosa o se toma la tensión”.

Los exámenes con equipos portátiles de RX se solicitan cuando los pacientes no se pueden transportar de forma segura al Servicio de Radiodiagnóstico debido a su enfermedad, por su falta de movilidad, por la posibilidad de contagios, por su estado de cuarentena o ailamiento, etc.

Realizar pruebas fuera del hospital puede contribuir a reducir la presión asistencial de los hospitales

La posibilidad de realizar estas pruebas fuera del hospital puede contribuir a reducir la presión asistencial en los hospitales. Estas pruebas  puede evitar que los pacientes acudan a los ya de por sí saturados centros. Y los que lo hagan, pueden ir ya con las pruebas de rayos X realizadas. Esto ayuda a eliminar los riesgos, así como a reducir los costes y retrasos del transporte de pacientes mediante.

Además, la posibilidad de compartir las imágenes a distancia permite el desarrollo de la telerradiología. Esto es muy interesante, en especial en los casos más graves o en los que el paciente no puede desplazarse si no es con una ambulancia, como en las residencia de ancianos. Esta situación es cada vez más habitual debido al crecimiento de la demanda debido al envejecimiento de la población.

Como explica Fernández “supongamos que un anciano que está en una residencia o que vive en una zona rural tiene un dolor en el pecho. En estos casos, la prueba de referencia es una RX de tórax, pero el paciente puede tener dificultades para desplazarse. El hospital puede enviar un equipo portatil de rayos X a la residencia, hacer allí mismo la prueba y el médico puede verla desde la consulta desde su ordenador o dispositivo portátil para decidir si el paciente ha de ser o no trasladado y empezar a tratar el problema”.

Noticias complementarias: