Inicio Actualidad Casi 400 procedimientos médicos cerca de la obsolescencia

Casi 400 procedimientos médicos cerca de la obsolescencia

procedimientos-médicos

..Redacción.
Un reciente estudio apunta a los procedimientos médicos que son ineficaces a día de hoy. Con el fin de acortar su transición a la obsolescencia. Los datos del estudio son concluyentes. Se analizaron 3.017 estudios publicados en los últimos 16 años en tres revistas médicas de prestigio. Los investigadores identificaron 396 procedimientos en los estudios que no eran mejores que un tratamiento estándar previo; o que tenían menor calidad. En 53% de los casos, un análisis sistemático confirmó que el dispositivo o la práctica eran en realidad una revocación médica.

En palabras de Alyson Haslam, Ph. D. y Jennifer Gill, MSc, del Knight Cancer Institute, Oregon Health & Science University, en Portland (Estados Unidos), “los estudios, aleatorizados a gran escala, bien realizados, son esenciales para ayudar a determinar si una intervención es o no eficaz. Estudios que están mal realizados o que tienen un tamaño de muestra pequeño producen resultados falsos. Estos tipos de estudios, debido a su naturaleza, pueden dar lugar a la adopción de procedimientos ineficaces o revocaciones médicas”. La autora principal, Dra. Vinay Prasad, del Knight Cancer Institute, ha publicado ampliamente sobre el tema, incluyendo un estudio previo de 146 revocaciones médicas de 2001 a 2010 en Mayo Clinic Proceedings.

En toda especialidad se encontraron revocaciones, siendo la categoría médica más común las enfermedades cardiovasculares

En el presente estudio, 13% de los estudios aleatorizados controlados constituía revocaciones médicas; 29% de las revocaciones se identificaron en The Lancet; 33% en New England Journal of Medicine, y 39% en Journal of the American Medical Association.  La mayoría de los estudios (92%) se realizaron en países con altos ingresos. Los restantes se efectuaron en países con bajos o medianos ingresos.

En toda especialidad se encontraron revocaciones, siendo la categoría médica más común las enfermedades cardiovasculares (20%); seguida de la medicina preventiva (12%), y cuidados intensivos (11%).

Ejemplos de enfermedad cardiovascular comprenden el empleo todavía cuestionado de cirugía de derivación de arteria coronaria sin bomba; y la revocación del cateterismo de la arteria pulmonar como un tratamiento de insuficiencia cardiaca.

Aunque también rebasaba los objetivos del estudio determinar si la implementación de prácticas identificadas después como revocaciones estaban motivadas por aspectos económicos, casi todas las revocaciones (63,9%) se identificaron por un estudio no financiado por la industria.

El estudio no aborda con cuánta frecuencia se continúan utilizando las 396 revocaciones médicas

Para el cardiólogo intervencionista, el Dr. Robert W. Yeh, del Beth Israel Deaconess Medical Center y la Harvard Medical School, en Boston (Estados Unidos), dijo que la concentración de revocaciones en cardiología refleja la naturaleza de la especialidad. A su juicio, “para mi significa que estamos dispuestos a someter a prueba nuestros tratamientos y a realizar el trabajo difícil de llevar a cabo estudios aleatorizados. Este es realmente el fundamento de la cardiología de muchas maneras. Me parece que es, si no la disciplina médica que más se basa en evidencia. Sin duda, una de ellas”.

El estudio no aborda con cuánta frecuencia se continúan utilizando las 396 revocaciones médicas. Esto puede resultar complejo, pues algunas revocaciones son prácticas que los pacientes o la familia se pueden autorrecetar, como el aporte suplementario de vitamina A para disminuir la mortalidad del recién nacido.

Con respecto a porqué algunos médicos tardan en abandonar procedimientos médicos ineficaces y sin embargo adoptan con rapidez tratamientos sin una base de evidencia sólida, Haslam y Gill afirman que puede ser difícil que los clínicos se mantengan actualizados con la literatura publicada, debido a la falta de tiempo. Ya que requiere tiempo llevar a cabo un buen estudio aleatorizado, “y en ocasiones el tiempo es un lujo del que no se dispone cuando se atiende a un paciente muy grave con pocas opciones satisfactorias (por ejemplo, una persona con cáncer)”.

Evitar que las intervenciones sin una base de evidencia científica se conviertan en una práctica común exigirá cambios sistémicos 

No obstante, el uso continuado de procedimientos médicos de escasa utilidad puede disminuir la confianza en el sistema médico. Lo cual significa que los pacientes invierten tiempo y dinero en procedimientos que son ineficaces.

No se puede obviar que evitar que las intervenciones sin una base de evidencia científica se conviertan en una práctica común exigirá cambios sistémicos en todos los niveles; tanto desde el gobierno hasta la práctica clínica individual, destacan Haslam y Gill.

Los médicos pueden evaluar de manera crítica tratamientos nuevos y antiguos, y seleccionar cuáles adoptar y cómo poner en práctica lo que más beneficia a sus pacientes. Esto ya está ocurriendo. Pero a través de esta investigación esperamos que un mayor número de ellos adopte una actitud crítica; exija estudios aleatorizados bien realizados antes de aceptar tratamientos en su práctica. […] Con el fin de obtener evidencia más sólida para nuevos procedimientos”, concluyeron.

Noticias complementarias: