Inicio ASP Dra. Beatriz Torres (SEMG): “De la medicina de familia te enamoras cuando...

Dra. Beatriz Torres (SEMG): “De la medicina de familia te enamoras cuando la conoces”

Vocal de Residentes de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia

medicina-de-familia

..Cristina Cebrián.
Lleva apenas unos meses como vocal de Residentes de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y lo sigue teniendo claro. “La medicina de familia hay que conocerla. Y, cuando lo haces, te enamoras”. Son las palabras de la Dra. Beatriz Torres, médico residente de atención primaria (AP) en Valladolid. Ahora, como parte de la SEMG, la Dra. Torres se enfocará en potenciar que la especialidad sea lo más atractiva para fidelizar al médico. Así lo explica en esta entrevista para iSanidad.

¿Cómo se puede motivar a un estudiante elegir la especialidad de medicina de familia?
Conociéndola. De la medicina de familia te enamoras cuando la conoces, cuando ves el trato que se tiene con el paciente. La suerte de cualquier persona es tener un buen médico de familia. Por eso hay que potenciar la especialidad desde la Universidad y rotar durante la carrera.

Sin duda, el residente tiene que rotar durante la carrera por la especialidad de medicina de familia

¿Cómo ve un residente el futuro de la atención primaria?
Tal vez el futuro de la atención primaria es menos jugoso que en otras especialidades. Pero yo creo que hay que encontrar el gusto por la AP. Sin duda, el residente tiene que rotar durante la carrera por esta especialidad. En cuanto al futuro, yo espero que se potencie puesto que es la base del sistema sanitario. Por este lado, creo que puede haber un poco de promoción de la especialidad.

¿Qué necesita un residente para ser un buen médico de AP?
El médico de AP tiene que ser cercano, competente y tener una responsabilidad con sus pacientes. Deben generar esa confianza que necesita el paciente en algo tan importante como es su salud. Por otro lado, la formación es vital y, de hecho, la SEMG potencia mucho esta área y la formación del residente. Es la sociedad científica que más becas ofrece a los residentes y nos da mucho protagonismo. En cuanto a la relación con los especialistas hospitalarios que se realiza durante la residencia, resulta fundamental.

¿Qué aporta estar en una sociedad científica como SEMG?
Cuando eres residente aparecen muchas lagunas y necesitas a alguien que te acompañe y te guíe en tu formación. Aunque está la figura del tutor, obviamente este no tiene todos los conocimientos. En una sociedad como SEMG, hay múltiples grupos de trabajo y dependiendo, de tus intereses, puedes participar más en unos que en otros. También si se necesita ayuda con la investigación durante la residencia, algo que es muy importante.

Los cambios en el examen MIR 2020 no creo que tengan gran relevancia con respecto al futuro de los resultados

¿Son suficientes los cambios introducidos en esta convocatoria MIR 2020?
El examen MIR es el sistema más justo que tenemos. Sin embargo, queda mucho por hacer. No se expresa todo lo que el futuro residente vale. Los cambios con respecto a la reducción de preguntas y de tiempo no creo que tengan gran relevancia con respecto al futuro de los resultados en los exámenes.

Tal vez lo ideal sería un examen más cómodo, ya que son cuatro horas de duración (antes cinco) y resulta muy agotador. Son horas de concentración absoluta y sin descanso. Por eso no creo que haya mucha diferencia entre cuatro y cinco horas de examen.

Necesitamos más plazas de la especialidad pero no solo eso, hay que fidelizar al médico

¿Y el número de plazas para Medicina de Familia?
Las plazas para Medicina de Familia son obviamente de las más numerosas, porque somos los médicos que estamos a pie de calle. No se trata solo de potenciar y aumentar el número de plazas sino también, a la hora de acabar la residencia, hay que fidelizar a los médicos. Para formarlos se destinan muchos recursos y al final un gran porcentaje de médicos acaban saliendo fuera de nuestro territorio.

Necesitamos más plazas de la especialidad pero no solo eso, hay que fidelizar al médico. Porque la residencia es una inversión. Al final el médico formado es el que mejor va a conocer el lugar de trabajo y a los compañeros.

Noticias complementarias