Inicio ASP Niraparib tras quimioterapia mejora la supervivencia en pacientes con cáncer de ovario...

Niraparib tras quimioterapia mejora la supervivencia en pacientes con cáncer de ovario avanzado

niraparib-cáncer-ovario

..Redacción.
Un estudio ha demostrado que el uso niraparib tras quimioterapia mejora la supervivencia en cáncer de ovario avanzado. El ensayo, presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), está liderado por el Dr. Antonio González Martín, codirector del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra y presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO).

“Hemos evaluado los beneficios de emplear niraparib tras el tratamiento estándar de cáncer de ovario basado en quimioterapia. Con este nuevo abordaje terapéutico hemos observado una mejora significativa de la supervivencia de las pacientes y una reducción de casi un 40% de su riesgo de recaída”, señala el Dr. González Martín, primer autor del artículo.

Un estudio liderado por GEICO ha demostrado que el uso niraparib tras quimioterapia mejora la supervivencia en cáncer de ovario

Esta enfermedad se diagnostica cada año a unas 205.000 mujeres en el mundo. En la actualidad es la quinta causa de muerte por cáncer en la mujer en Europa. Se trata en realidad del tumor ginecológico que más defunciones provoca. La causa se debe a que el diagnóstico se produce en una fase avanzada de la enfermedad. A su vez, hasta un 80% de las afectadas de un cáncer de ovario avanzado recaen tras el tratamiento con cirugía y quimioterapia. “Esta investigación surge de la necesidad de buscar nuevas estrategias y terapias alternativas que aumenten la supervivencia de las pacientes con esta enfermedad”, señala el experto. Las pacientes presentan la patología entre los 45 y los 75 años, aunque existe un número significativo desde los 30 años.

Dr. González Martín: “Hemos observado con este tratamiento una reducción de casi un 40% de su riesgo de recaída”

El ensayo clínico en fase III analizó a 733 pacientes recién diagnosticadas con cáncer avanzado de ovario de tipo histológico seroso o endometriode de alto grado. El estudio se realizó en 181 centros internacionales, coordinados por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO).

Niraparib es un inhibidor de PARP (una enzima implicada en la reparación del ADN y la muerte celular) que se emplea como terapia de mantenimiento en mujeres con recaída de cáncer de ovario, tengan o no mutado el gen BRCA (asociado al riesgo de padecer esta enfermedad). El ensayo estudió también el efecto de este tratamiento en pacientes con deficiencia de la recombinación homóloga (HRD). La mitad de las mujeres del estudio mostró esta deficiencia. En este grupo, el beneficio del tratamiento fue aún mayor consiguiendo una reducción del riesgo de recaída o progresión de la enfermedad de un 57%.

El perfil de seguridad del fármaco fue similar al observado en otros ensayos con niraparib. El estudio lo ha financiado TESARO, una compañía perteneciente a la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK). Estos hallazgos, señala el Dr. González, “sugieren considerar niraparib como una primera opción de tratamiento para pacientes con cáncer de ovario avanzado después de completar con éxito la quimioterapia de primera línea”.

Noticias complementarias:

Compartir