Inicio ASP Quinta edición de Confluencias: un repaso a las implicaciones de las terapias...

Quinta edición de Confluencias: un repaso a las implicaciones de las terapias avanzadas en las enfermedades hematológicas

quinta edición de Confluencias

..Redacción.
Novartis Oncology ha celebrado la quinta edición de Confluencias, el encuentro de referencia que cada año reúne a más de 150 especialistas en hematología para abordar las últimas actualizaciones y poner en común diferentes perspectivas sobre los avances en el abordaje de distintas patologías. En esta ocasión, los expertos han profundizado en las implicaciones de la llegada de las terapias avanzadas y las nuevas tecnologías en el futuro de las enfermedades hematológicas.

La forma de investigar y desarrollar medicamentos se está transformando. Se ha pasado de una investigación farmacéutica basada en la química tradicional, a una investigación biomédica basada en la genómica funcional. Así, los tratamientos son cada vez más personalizados y precisos, especialmente en el ámbito de la hematología. También ha llegado a las terapias dirigidas, la inmunoterapia, o las terapias génicas y celulares. Es una nueva era en la se está transformando el pronóstico y la calidad de vida.

La quinta edición de Confluencias de Novartis Oncology ha puesto el foco en las terapias avanzadas y las nuevas herramientas digitales a la práctica clínica

Desde Novartis Institutes for BioMedical Research (NIBR) se afirma que “nuestros equipos de I+D en fases tempranas están explorando el uso de moléculas pequeñas y plataformas de nueva generación en inmuno-oncología y terapias CAR-T para desarrollar tratamientos potencialmente curativos para enfermedades hematológicas. También nos situamos a la vanguardia en el objetivo de aprovechar el potencial del Big Data y los biomarcadores para diseñar ensayos clínicos innovadores centrados en llevar el medicamento correcto al paciente correcto en el momento correcto”.

Compartir experiencias para mejorar el abordaje de las enfermedades hematológicas
Bajo el lema Planificando el viaje, Inspirando el futuro, esta quinta edición de Confluencias ha establecido distintos espacios de debate y reflexión. Los expertos han coincidido en sus apreciaciones. Han destacado los avances en investigación biomédica y el mayor conocimiento de los mecanismos implicados en el desarrollo de las enfermedades hematológicas a nivel molecular. Así, se está favoreciendo una transformación en el abordaje de estas patologías.

Un claro ejemplo lo encontramos en el caso de la leucemia mieloide crónica, donde el tratamiento dirigido a la alteración genética responsable de su desarrollo ha cambiado completamente el futuro de los pacientes, que ahora tienen una esperanza de vida similar a la de la población general”. Son palabras de la Dra. María Teresa Gómez Casares, hematóloga del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.

Además, ha añadido que “desde entonces no hemos parado de avanzar y de identificar nuevas alteraciones genéticas. Estos avances se están trasladando rápidamente a la práctica clínica, y actualmente vivimos una revolución, ya que la industria farmacéutica está focalizada en avanzar en terapias dirigidas, lo que supone un aumento de la eficacia y una menor toxicidad con la consiguiente mejora de la calidad de vida del paciente”.

Para optimizar la toma de decisiones terapéuticas hay que explorar las oportunidades que vienen de la mano del Big Data y la Inteligencia Artificial 

A través de diferentes talleres, los especialistas han compartido experiencias alrededor del manejo de las diferentes enfermedades hematológicas en la práctica clínica habitual. De hecho, el objetivo es que los pacientes se beneficien del mejor abordaje. Así, diferentes hematólogos han debatido sobre temas importantes cómo: evolución de los objetivos terapéuticos en la leucemia mieloide crónica en base a las futuras recomendaciones de la European LeukemiaNet; integración de los avances en biología molecular en la práctica clínica de la policitemia vera; o el impacto de las decisiones médicas en el paciente con trombocitopenia inmune primaria.

Además, durante esta quinta edición de Confluencias se ha celebrado un taller práctico sobre la identificación, diagnóstico y manejo de los pacientes de mastocitosis sistémica avanzada con un enfoque práctico. Se ha abordado la necesidad de realizar una óptima evaluación hematogeriátrica para el control de la sobrecarga férrica.

Optimizar los avances en biología molecular a través de las nuevas tecnologías
Entre otros ha participado el Dr. Jesús Hernández Rivas, hematólogo del Hospital Universitario de Salamanca y coordinador del proyecto europeo de Big Data Harmony. Ha profundizado en las oportunidades que vienen de la mano de la incorporación de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial y el Big Data. “Nos permitirá agilizar y perfeccionar los procesos diagnósticos”, ha dicho. Para él, el gran reto es aprender a canalizar toda la información genética y molecular disponible: “hoy en día tenemos acceso a una cantidad ingente de datos de los pacientes gracias al mayor conocimiento de la biología molecular y las nuevas herramientas digitales. Pero todavía estamos descubriendo cómo canalizarlos para tomar las mejores decisiones terapéuticas”.

Según el Dr. Jesús Hernández Rivas, la Inteligencia Artificial y el Big Data. “Nos permitirá agilizar y perfeccionar los procesos diagnósticos”

Así, uno de los objetivos fundamentales de Harmony, el proyecto pionero de Big Data aplicado a la salud, es estudiar y caracterizar tumores hematológicos. Lo hace a través de una alianza público-privada a nivel europeo en la que participa activamente Novartis. “Hasta ahora, tenemos registros de más de 10.000 pacientes hematológicos y aspiramos a contar con una base de 100.000 enfermos. No solo estamos recogiendo datos de estudios académicos, sino que también estamos abarcando ensayos clínicos de la industria farmacéutica, incluyendo estudios de Novartis, y estamos logrando armonizar todos estos datos procedentes de diferentes fuentes y definir las variables que nos permitirán optimizar su uso. Esto nos permitirá cruzar toda esta información para identificar el riesgo de cada paciente, anticipar el pronóstico y la respuesta al tratamiento, y seleccionar la opción terapéutica más adecuada en cada caso”, argumenta.

Artículos relacionados