Inicio ASP Expertos abogan por el uso de la ciencia de datos para planificar...

Expertos abogan por el uso de la ciencia de datos para planificar recursos en la asistencia sanitaria

ciencia-de-datos

..Redacción.
A pesar de los avances tecnológicos en el ámbito sanitario, todavía queda mucho camino por recorrer. Una de las mayores innovaciones que los expertos buscan incorporar al sistema sanitario es la ciencia de datos. Se trata de una herramienta que permite planificar los recursos y estrategias en la asistencia sanitaria y en la gestión económica de su actividad.

La presidenta del Comité de Antiguos Alumnos de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (ALSEDISA), Gloria Torralbo, es una de las defensoras de estas técnicas y de la ciencia de datos. Así lo manifestó durante el Foro ALSEDISA de Actualización sobre Big Data e Inteligencia celebrado recientemente.

Gloria Torralbo: “Hay que tener en cuenta los beneficios en términos de calidad y eficiencia que pueden aportar a las organizaciones sanitarias y a los sistemas sanitarios”

ciencia-de-datosEl Big Data y la Inteligencia Artificial son grandes avances aún por implementar desde un punto de vista estratégico en el ámbito de la salud y de la gestión sanitaria. Hay que  tener en cuenta los beneficios en términos de calidad y eficiencia que pueden aportar a las organizaciones sanitarias y a los sistemas sanitarios”, señaló Torralbo.

De hecho, un estudio desarrollado por el Kinsey Global Institute, calcula que las aplicaciones del Big Data y la ciencia de datos en el campo de la salud podrían suponer un beneficio de 250.000 millones de euros al sector público europeo y unos 300.000 millones de dólares al sector de sanidad de Estados Unidos.

Además, de las ventajas económicas que supone esta innovación, también se mejora la calidad asistencial. Sin embargo, se trata de algo de lo que todo el mundo habla pero que nadie sabe cómo implementar de forma global y estratégica. Para las organizaciones sanitarias lo ideal es “conocer los datos claves que se deben medir y cuáles son las herramientas necesarias para medirlos”. Así lo explicó el Dr. Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Dr. Mayol: “Para las organizaciones sanitarias lo ideal es conocer los datos claves que se deben medir y cuáles son las herramientas necesarias para medirlos”

Además, el experto apuntó que esa implementación requiere “de personas, recursos económicos y reglas. Así como combatir y superar dos grandes retos: el tiempo y la confianza”. Y es que la innovación digital tiene que ver sobre todo con cómo pensamos. Por todo ello, es fundamental superar estos retos y trasladar la transformación digital a la cultura organizativa.

Beneficios de la tecnología en sanidad
Existen varias ventajas a la hora de implementar los avances tecnológicos en las organizaciones sanitarias. Francisco García, director técnico de la Dirección General de Sistemas de Información y Equipamientos Sanitarios (DIGSIES) del Servicio Madrileño de Salud, apuntó tres avances destacados.

En primer lugar, “la personalización de la atención sanitaria a los pacientes; después, la unificación de la información clínica y su uso por el profesional asistencial de una manera flexible y completamente segura, con disponibilidad inmediata y accesible desde cualquier medio autorizado facilitando la independencia de la localización geográfica o la disponibilidad horaria”, explicó García.

Francisco García: “Estas soluciones no llevan un tiempo suficiente o se han aplicado muchas veces en alcances limitados para lo que la realidad demanda”

Por otro lado, el director de DIGSIES dirige el proyecto GENESIS, fundamentado en nueve líneas de actuación sobre tecnologías de la información y procesos. Estos abarcan desde el gobierno del dato hasta la implantación de soluciones de inteligencia artificial para la ayuda al profesional y la personalización de la asistencia médica al ciudadano.

Se trata, por tanto, de compaginar iniciativas que afectan a la organización. Concretamente, “en materia de normalización, estandarización, revisión y mejora de procesos y circuitos con las tecnologías de la información y las comunicaciones de forma sincronizada. También hay que adecuar su implantación a nivel de concienciación y madurez del uso de dichas tecnologías por parte de profesionales y los propios pacientes a través de dispositivos móviles”, señaló García.

Por último, las barreras tecnológicas que puedan surgir se deben a la falta de madurez y y experiencia real en implantaciones de soluciones. Algunas de estas son el dato a través de repositorios centralizados o la inteligencia artificial como asistencia al profesional y aspectos de gamificación. Sin embargo, “estas soluciones no llevan un tiempo suficiente o se han aplicado muchas veces en alcances limitados para lo que la realidad demanda”, destacó García.

Noticias complementarias