Inicio ASP La colaboración entre informáticos y clínicos, clave en la implantación de la...

La colaboración entre informáticos y clínicos, clave en la implantación de la salud digital

informáticos-clínicos-salud-digital

..Juan Pablo Ramírez.
España avanza en la transformación digital de su sistema sanitario. Hay un factor clave para los expertos para la implantación de una salud digital real: la colaboración entre clínicos e informáticos. Así lo pusieron de manifiesto una serie de expertos durante la jornada organizada por el Instituto Roche y la Fundación Jiménez Díaz.

El director del Programa de Salud Digital, Cronicidad y Cuidados del Instituto de Salud Carlos III, Fernando Martín, destacó que se han dado pasos hacia la transformación digital. Uno de los más importantes es la historia clínica electrónica. Pero, a su juicio, resulta insuficiente. En este sentido, llamó la atención del término salud digital. “Ya nadie habla de banca digital, sino de banca”, afirmó.

Alberto Pardo: “Necesitamos equipos de salud digital en los que trabajen clínicos e informáticos”

La jefa de la Unidad de Bioinformática del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Fátima Al-Shahrour, destacó cuatro necesidades para la implantación de salud digital: grandes estructuras de computación, metodología en inteligencia artificial, más profesionales y capacidad para almacenar datos. “Una de las grandes limitaciones es la falta de coordinación entre los participantes en la medicina de precisión. Tenemos que mejorar en el áreas clínica, tecnológica y de recursos humanos”, afirmó.

Al-Shahrour solicitó la creación de grupos bioinformáticos en los hospitales. Insistió en que “un informático solo no puede resolver todos los problemas”. En esta línea reclamó más formación. “Cada vez es más importante esté dentro de los planes de los grados de medicina, de biología…”. señaló.

Fátima Al-Shahrour: “Una de las grandes limitaciones es la falta de coordinación entre los participantes en la medicina de precisión”

Martín lamentó que no haya “suficientes personas cualificadas para satisfacer las demandas del entorno actual en investigación biomédica, práctica clínica y salud pública en manejo avanzado de información”. Una de las causas de estas carencia de profesionales es los escasos años de recorrido de la formación en informática biomédica. El director del Programa de Salud Digital, Cronicidad y Cuidados del Instituto de Salud Carlos III identificó áreas de mejora de la formación actual. Señaló que los programas de los masters actuales están centrados en el manejo de datos moleculares. “No cubren todo el espectro de información que se requiere en práctica clínica, salud pública y salud participativa”, destacó.

Pero más allá de la puesta en marcha de grupos de bioinformáticos, el subdirector Sistemas de Información del Hospital Fundación Jiménez Díaz, Alberto Pardo, insistió en la colaboración entre profesionales. “Necesitamos equipos en los que trabajen clínicos y tecnólogos. Tienen que involucrarse los equipos directivos que son los que conocen la organización”, advirtió.

Otra de las limitaciones a juicio de Juan José Cerrolaza,
Associate Manager en el grupo de inteligencia artificial de Accenture Iberia, las dificultades para compartir información. “Los principales retos técnicos son la posibilidad de extrapolar los modelos, la interoperabilidad y la estandarización de las arquitecturas de datos”, destacó. En cuanto a retos humanos, subrayó “la creación de consorcios de colaboración para compartir recursos y datos”.

Noticias complementarias: