Inicio ASP Dr. Tubío: “No hay que dar falsas expectativas, podemos comprender el desarrollo...

Dr. Tubío: “No hay que dar falsas expectativas, podemos comprender el desarrollo de un tumor, pero no diagnosticarlo antes”

Director del Grupo Genomas y Enfermedad del Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CiMUS)

Dr. Tubío

..Cristina Cebrián.
La mayor investigación mundial sobre genómica del cáncer ha revolucionado estos días el ámbito científico y clínico. Hablamos del proyecto Pan-Cancer, una iniciativa internacional de gran envergadura y con un marcado acento gallego. El Dr. José Tubío, explica a iSanidad en qué consiste su hallazgo, clave en el abordaje del cáncer. Actualmente dirige el Grupo Genomas y Enfermedad del Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CiMUS), de la Universidad de Santiago de Compostela.

Pan-Cancer incluye el análisis genómico de tumores en casi 3.000 pacientes y 38 tipos diferentes de cáncer. En su desarrollo participaron durante siete años cerca de 1.000 investigadores de todo el mundo. El objetivo estaba claro: estudiar las bases genéticas del cáncer. Así, el equipo del Dr. Tubío descubrió un mecanismo de mutación genética causado por los retrotransposones, conocidos como ADN basura. Se trata de regiones de ADN, hasta ahora ignoradas, que explican el origen y progresión de ciertos tumores. La investigación de este equipo gallego se publicó recientemente en la revista Nature.

Se ha desarrollado un método estadístico para poder datar, de manera realista, mutaciones genéticas presentes en diferentes tumores

Aunque hablar de diagnóstico precoz de los tumores o de una cura definitiva del cáncer todavía es algo alejado de la realidad, el Dr. Tubío se muestra esperanzado con este hallazgo que abre nuevas vías de prevención y tratamiento de esta enfermedad. 

Dr. tubío-equipo

¿Se han cumplido las expectativas de lo que pensaban encontrar?
Si se han cumplido. Cuando se presentó el proyectó en 2013, se hizo con la idea de que fuese el proyecto de investigación en genómica del cáncer con el mayor número de muestras analizadas. En concreto, se marcó el límite de entre 2.500 y 3.000 muestras de pacientes con cáncer. Además, se estudió un mayor número de diferentes tipos de cáncer. El objetivo era catalogar todas las mutaciones genéticas presentes en estos tumores y desde diferentes puntos de vista.

Hasta la fecha, la mayor parte de los estudios se centraban en determinados tipos de mutaciones o de grupos concretos de tipos de cáncer. Sin embargo este estudio lo tenía todo. La expectativa era contar con un gran número de muestras, implicando hasta 38 tipos diferentes de tumores. Además, se trataba de caracterizarlos genéticamente desde todos los puntos de vista, incluyendo grupos de trabajo de diversos campos de estudio.

En cuanto a todo esto, sí se han cumplido las expectativas. A partir de aquí, hay una serie de cuestiones que han surgido que no esperábamos encontrar. Por ejemplo, en el marco de este proyecto, se ha desarrollado un método estadístico para poder datar, de manera realista, mutaciones genéticas.

Hay algunas mutaciones genéticas, importantes para que surja un tumor, que aparecen muchos años antes de que el tumor se diagnostique

Un problema que tenemos siempre es averiguar cuándo ha surgido la mutación. En el momento en que se diagnostica un cáncer, se analiza el genoma y se identifican una serie de mutaciones. Hasta ahora, lo único que podíamos hacer era realizar una adaptación relativa. Es decir, averiguar que una mutación surge antes que otra, pero no éramos capaces de ponerle número.

Uno de los grandes avances en el marco de este proyecto es que se ha conseguido desarrollar un método estadístico que nos permite hacer una adaptación de una gran parte de las mutaciones. Así, nos permite conocer con cierta exactitud cuándo han surgido.

estio-genómico-cáncer-Dr-TubíoNos hemos dado cuenta de que hay algunas mutaciones genéticas, importantes para que surja un tumor, que aparecen muchos años antes de que el tumor se diagnostique. Esto pone de relieve algo que ya se sabía: desde que somos cigotos nuestro cuerpo va acumulando mutaciones. Lo que estamos haciendo, por primera vez, es poner una escala temporal ya que algunas mutaciones surgen durante la infancia, otras en la etapa adulta, etc.

Tener la confirmación de que las primeras mutaciones que predisponen a desarrollar un tumor ya aparecen, por ejemplo durante la niñez, es algo impresionante 

¿Qué supone para el ámbito científico y clínico conocer estos mecanismos de mutación genética?
Hay informaciones que señalan que vamos a poder diagnosticar antes el cáncer, gracias a este descubrimiento. Pero no es verdad. El hecho de diagnosticar antes un tumor no depende de este método, ya que lo único que dice es cuándo surgen las mutaciones.

Este resultado concreto lo que pone de manifiesto es que nos permite conocer mucho mejor cómo funciona el cáncer, porque nos está diciendo exactamente cuándo surgen las mutaciones que dan lugar a este. En definitiva, nos ayuda a comprender mucho mejor cómo es esa dinámica de las mutaciones cuando el tejido todavía es normal. Es decir, podemos conocer cómo es el proceso de desarrollo de un tumor, pero no hay que dar falsas expectativas a la población.

Se trata de un descubrimiento de gran relieve para nosotros, que llevamos estudiando el cáncer durante tantos años. Tener la confirmación de que las primeras mutaciones que predisponen a desarrollar un tumor ya aparecen, por ejemplo durante la niñez, es algo impresionante.

A la hora de curar un cáncer, el principal problema es que necesitamos conocer todas las mutaciones genéticas de un tumor 

¿Es pronto entonces para afirmar que se han abierto nuevas vías de diagnóstico precoz del cáncer?
Si, aún es pronto porque este es un estudio genómico. No se ha centrado en desarrollar una metodología de diagnóstico más eficiente, ni en poder identificar un tumor cuando todavía es muy pequeño. Para ello, habrá que desarrollar métodos de diagnóstico más eficientes y que nos permitan ir más allá.

Dr-Tubío¿Qué implicaciones puede tener esta investigación para los pacientes?
Nuestro grupo en concreto ha descubierto el mecanismo de mutación causado por los retrotransposones, conocidos como ADN basura. Este y otros mecanismos de mutación descubiertos por otros grupos de investigación, sí van a tener un impacto para los pacientes.

A la hora de curar un cáncer, el principal problema es que necesitamos conocer todas las mutaciones genéticas de un tumor. Además de conocerlas, el siguiente paso es ser capaces de desarrollar tratamientos eficaces a lo largo del tiempo para cada una de esas mutaciones.

Duplicando la financiación para la investigación en cáncer, en un plazo de 10 a 15 años, seríamos capaces de curar al 70% de los pacientes

Al conocer las mutaciones genéticas de un tumor, ¿se puede dar un paso más en el uso de la medicina personalizada?
No hay dos tumores idénticos, es como si cada paciente tuviera una enfermedad completamente distinta, aunque hay algunas mutaciones que son comunes. Otras que son secundarias y terciarias son las que diferencias a los tumores. En realidad son estas últimas mutaciones las que hacen que un tumor evolucione de manera distinta a otro. Tendremos que conocerlas todas y, para ello, hay que tener un conocimiento total de los mecanismos que las causan. Si no se conocen, nunca vamos a poder encontrar las mutaciones.

Por tanto, los mecanismos descubiertos en el proyecto Pan-Cancer son importantes porque nos van a permitir conocer las mutaciones presentes en los tumores. En el futuro, esto permitirá desarrollar nuevos tratamientos para las mutaciones e incluso para los mecanismos que las causan.

mutaciones-genéticas-cáncerAlgún día se podría llegar a curar el cáncer pero esto es algo que nos vamos a morir sin verlo. Ahora mismo se pueden curar un 55% de los tumores, este es un dato real. La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) estima que, duplicando la financiación que se destina a la investigación en cáncer, en un plazo de entre 10 y 15 años, seríamos capaces de curar al 70% de los pacientes. Por tanto, es un avance brutal y es necesario invertir en investigación sobre el cáncer. De ahí a curar el 100% es una cosa que va a llevar mucho tiempo.

El Dr. Tubío señala que la intención es convertir el cáncer en una enfermedad crónica

¿Llegaremos a ver algún día que el cáncer se cronifica?
Eso puede ser y, de hecho, es la vía que esperamos seguir. Curar el cáncer va a ser muy complicado al ser un proceso en el que hay muchas mutaciones implicadas y es difícil predecir por dónde va a evolucionar. Por lo que curar el cáncer como enfermedad global es muy difícil.

Sin embargo, para algunos tipos de cáncer, como el de mama, cada vez es más probable que se pueda curar. De hecho ha avanzado en diferentes frentes, por ejemplo en el diagnóstico precoz y en la mejora del tratamiento. Hoy en día, el cáncer de mama es uno de los que tiene mayores posibilidades de recuperación, sobre todo con respecto al diagnóstico precoz. Cuanto antes se diagnostique, mejor. En la actualidad más del 90% de los pacientes con cáncer de mama se curan, dependiendo del momento en el que se diagnostique.

equipo-CIMUSAdemás del diagnóstico precoz, también hay que seguir trabajando en el desarrollo de tratamientos. La intención es acabar convirtiendo el cáncer en una enfermedad crónica. Sería un éxito que esto pasara porque el paciente podría llevar una vida completamente normal. Hay leucemias como la leucemia linfocítica crónica que tiene una evolución muy lenta y el paciente puede vivir perfectamente con la enfermedad sin ningún problema, con un tratamiento y llevando un control con cierta frecuencia.

Me gustaría que algunos de los descubrimientos que hemos hecho en los últimos años sirviera para curar a los pacientes

¿Qué próximos pasos va a seguir ahora su equipo de trabajo?
Después de caracterizar genéticamente estos 3.000 tumores, en al menos el 95% de casos hemos encontrado una mutación que explica el tumor. Es decir, solo queda un 5% de tumores para los cuales no hemos encontrado ninguna mutación que lo explique. Tenemos que seguir trabajando para descubrir esas mutaciones. En realidad este dato es muy positivo porque, en cuanto a los mecanismos de mutación, estamos llegando a un punto en el que el conocimiento es bastante amplio.

¿Qué sueño le gustaría ver cumplido, como investigador, al Dr. Tubío?
Me gustaría que algunos de los descubrimientos que hemos hecho en los últimos años sirviera para curar a los pacientes. Me alegraría haber contribuido a que la gente pudiera curarse. Sinceramente, es algo que no veo descabellado porque en nuestro propio laboratorio ahora mismo estamos poniendo a disposición de los científicos un método para diagnosticar mejor los tumores y basado en la identificación de los mecanismos de mutación que hemos descubierto.

También creemos que se pueden desarrollar nuevos tratamientos para frenar estos mecanismos de mutación. No me cabe ninguna duda de que, en el futuro, esos descubrimientos que hemos hecho van a servir para curar a la gente. Esa sería la mayor satisfacción, aunque a veces es frustrante porque nuestros descubrimientos siempre van muy por delante de los tratamientos.

Noticias complementarias