Inicio ASP Los problemas topológicos en el ADN, como nudos y enredos, pueden provocar...

Los problemas topológicos en el ADN, como nudos y enredos, pueden provocar linfomas

problemas-topológicos-en-el-ADN

..Redacción.
Un equipo de investigadores españoles ha demostrado que los problemas topológicos en el ADN pueden dar lugar a roturas oncogénicas de forma endógena. Se trata de investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en Madrid, y del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa, en Sevilla. Su estudio, titulado Endogenous topoisomerase II-mediated DNA breaks drive thymic cancer predisposition linked to ATM deficiency, se ha publicado recientemente en la revista Nature.

Los investigadores partieron de la base de que, durante la maduración de linfocitos, hay una serie de regiones del genoma que tienen que encontrarse y reorganizarse para que tengan lugar los cambios de secuencia responsables de generar la variabilidad necesaria en la respuesta inmune.

Los problemas topológicos en el ADN pueden dar lugar a roturas oncogénicas de forma endógena

problemas-topológicos-en-el-ADNSegún explica el investigador principal del trabajo, Felipe Cortés-Ledesma, “demostramos que estos movimientos y cambios en la estructura tridimensional del material genético producen nudos y enredos en el ADN. Al resolverse, son una fuente de roturas cromosómicas”. Cortés-Ledesma es jefe del Grupo de Topología y Roturas de ADN en el CNIO.

Por otro lado, cuando la respuesta a estas roturas no es la correcta, aparecen translocaciones cromosómicas que pueden disparar la aparición de linfomas. De hecho, Cortés-Ledesma apunta que “este es el caso de mutaciones en el gen ATM. Estas son muy frecuentes en tumores hematológicos y responsables del síndrome genético ataxia telangiectasia. Este síndrome cursa con una elevada predisposición al desarrollo de cáncer de origen linfoide”, asegura el investigador.

Síndrome de Louis-Barr
La ataxia telangiectasia también se conoce como Síndrome de Louis-Barr y es una enfermedad hereditaria con un patrón de herencia autosómica recesiva. Está causada por una mutación en el gen ATM que se localiza en el cromosoma 11. Los autores del trabajo señalan que la quinasa ATM es un regulador maestro de la respuesta a roturas de doble cadena en el ADN. Además, es un buen supresor tumoral bien establecido y cuya pérdida de función es la causa del síndrome neurodegenerativo y propenso al cáncer ataxia telangiectasia.

Los autores del trabajo señalan que la quinasa ATM es un regulador maestro de la respuesta a roturas de doble cadena en el ADN

Los pacientes con esta patología presentan mas riesgo de desarrollar cánceres linfoides. En este sentido, los hallazgos de este equipo “demuestran una fuerte relación causal con el desarrollo de cáncer. Esto confirma las lesiones como los principales impulsores de las neoplasias linfoides y potencialmente otras afecciones y tipos de cáncer”, aclaran los autores.

Gracias a estos hallazgos se abren nuevas vías de investigación sobre el cáncer. Cortés-Ledesma menciona, por ejemplo, la posibilidad de “profundizar en los mecanismos moleculares responsables de la aparición y reparación de estas roturas”. También ofrece la posibilidad de comprobar si estos descubrimientos son extensibles a otros tipos de tumores. En esta línea, el equipo de investigación apunta la posibilidad de estudios clínicos en pacientes de ataxia telangiectasia.

Noticias complementarias