Inicio ASP La mitad de los pacientes con asma grave tiene un mal control...

La mitad de los pacientes con asma grave tiene un mal control que supone el 50% del gasto sanitario de esta enfermedad

pacientes-asma-grave-no-controlado

..Redacción.
Hasta la mitad de los pacientes con asma grave en España tienen un mal control de la enfermedad. Además, se estima que el asma grave no controlada supone el 50% del gasto sanitario total que se destina al asma. De los tres millones de personas con asma en España, algunos estudios indican que son 300.000 los pacientes con la enfermedad grave. De ahí, la importancia de un abordaje adecuado de la enfermedad, tanto para el paciente como para el sistema sanitario.

En España hay tres millones de personas con asma, algunos estudios indican que son 300.000 los pacientes con la enfermedad grave

El asma se manifiesta con síntomas diurnos y nocturnos que pueden llegar a ser graves, poniendo en peligro incluso la vida del paciente. “Los síntomas del asma grave no difieren especialmente en los diferentes niveles de gravedad de la enfermedad (tos, sibilancias y disnea, fundamentalmente). Pero son más frecuentes y más intensos”, explica la Dra. Concepción Cañete, especialista en neumología.

Estos pacientes suelen tener crisis repetidas, que requieren asistencia en urgencias, ingreso hospitalario y tratamientos prolongados con esteroides orales. Además, muchos pacientes ven limitadas sus actividades diarias, laborales, familiares y de ocio, y tienen una calidad de vida muy afectada a causa de esta patología. “Si no se consigue un adecuado control, es una enfermedad invalidante y que altera la calidad de vida”, señala la Dra. Cañete.

Los pacientes con asma grave no controlada suelen tener crisis repetidas, lo que limita sus actividades diarias y su calidad de vida

Según explica la doctora, el abordaje del asma es escalonado y pasa en primer lugar por realizar un diagnóstico correcto. Hay que descartar otras enfermedades que pueden simular síntomas asmáticos. “Se debe evaluar el grado de gravedad, que el tratamiento prescrito es adecuado y que el paciente lo está tomando. En ese punto se pasa a evaluar los mecanismos por los que la enfermedad permanece incontrolada para poder ofrecer el tratamiento más óptimo en cada caso”, declara la doctora Concepción Cañete.

Por ello, el manejo del asma, y más cuando es grave, requiere la implicación del paciente. Especialmente en los aspectos de conocimiento de su enfermedad y adherencia al tratamiento. En los últimos años han surgido varios tratamientos biológicos que son eficaces para mejorar el control del asma.

El manejo del asma, y más cuando es grave, requiere la implicación del paciente en el conocimiento de la enfermedad y la adherencia al tratamiento

Elegir el tratamiento más adecuado para cada tipo de paciente y fenotipar correctamente a cada uno, es muy importante para poder acceder a estos tratamientos nuevos que presentan un coste económico muy alto. La clasificación de los fenotipos se realiza en función del origen del asma. Puede ser extrínseca (alérgica) o intrínseca (no alérgica). También según el patrón inflamatorio (eosinofílico, neutrofílico, mixto granulocítico, paucigranulocítico) o según los fenotipos moleculares T2 alto y T2 bajo.

La utilidad clínica de estos fenotipos “es limitada por la gran heterogeneidad de mecanismos subyacentes, es decir, endotipos encontrados en cada fenotipo molecular. Dentro del fenotipo T2 alto podemos encontrar, por ejemplo, asma alérgica, asma eosinofílica de inicio tardío, asma con intolerancia a aspirina, etc. Es en estos pacientes, los T2 altos, donde las nuevas terapias dirigidas pueden ocupar un papel relevante”, añade la Dra. Cañete.

Dra. Cañete: ““Es difícil que una sola especialidad domine de forma exhaustiva los aspectos de una enfermedad”

En el caso del asma alérgica, se diagnostica mediante una historia clínica sugestiva, confirmada por pruebas cutáneas positivas concordantes o específicas a los alérgenos sospechosos. Suele iniciarse en la infancia y se asocia a otras manifestaciones atópicas (dermatitis atópica, rinitis alérgica). Pero también puede debutar en la juventud e incluso en edades más avanzadas, aunque no sea lo más habitual.

Todos estos datos datos, las circunstancias que rodean al asma y su abordaje multidisciplinar desde la alergología y la neumología los tratará la Sociedad Catalana de Alergología e Inmunología Clínica (SCAIC) y la Sociedad Catalana de Neumología (SOCAP) en una reunión conjunta, con la colaboración de GKS, el próximo 27 de febrero en la Academia de Ciencias Médicas de Barcelona. La Dra. Cañete es coordinadora científica de este encuentro. “Es difícil que una sola especialidad domine de forma exhaustiva los aspectos de una enfermedad”, señala. De ahí la importancia de reuniones periódicas entre médicos de distintas especialidades.

Noticias relacionadas: