Inicio ASP Semergen: Crítica al Proyecto de Ley de Salud Pública por considerar que...

Semergen: Crítica al Proyecto de Ley de Salud Pública por considerar que ‘minimiza’ el papel de la Atención Primaria

Compartir

El presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Julio Zarco, ha criticado este miércoles el Proyecto de Ley General de Salud Pública porque, a su entender, “minimiza” el papel de la Atención Primaria en materia de Salud Pública, “abre la puerta” a que las autonomías puedan negarse a implantar un calendario vacunal único y obligaría a los profesionales sanitarios a vacunarse por ley, algo que los médicos de AP entienden “que no debería ser así”.

En declaraciones del doctor Zarco, que comparece este miércoles en el Congreso de los Diputados para hablar de este proyecto a petición propia, ha dicho que SEMERGEN considera que esta norma, en la que llevan trabajando cerca de un año y medio, es “fundamental”, pero necesita de “ciertos cambios importantes”.

En concreto, critica que este proyecto de ley, en el que se tiene que tener en cuenta tanto a la medicina preventiva como a la AP, se haya “descafeinado” y “podado”, pasando de las 200 páginas del proyecto inicial a las actuales 50. Según Zarco, “se han quitado del texto unos 80 artículos, muchos relacionados con funciones de los profesionales de la AP en salud pública y medicina preventiva”.

A su juicio, es clave recordar que la AP es “la puerta al sistema” y que el papel del médico de este nivel asistencial “es hacer prevención, educación y promoción de la salud, en coordinación con los servicios de salud pública”. “Este punto –insiste– no queda bien definido en el proyecto de ley, a pesar del histórico papel del médico de familia como promotor de la salud”.

El segundo punto con el que SEMERGEN está en desacuerdo tiene relación con el calendario vacunal único, una medida aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) aún por aplicar. Según Zarco, el actual proyecto de ley “contempla la posibilidad de que cada comunidad ajuste su calendario en función de sus necesidades epidemiológicas”, lo que dejaría “la puerta abierta a que algunas autonomías hicieran un calendario vacunal propio”.

La tercera crítica es por el hecho de que, en el texto actual, se recoge que el profesional sanitario tendrá “la obligación de vacunarse”. “Entendemos que no debe ser así, porque los profesionales sanitarios son también ciudadanos y aunque es cierto que tienen una carga añadida de responsabilidad ética, no deberían ser obligados por ley a vacunarse como no lo están el resto de ciudadanos”, asevera.

Además, SEMERGEN ha echado de menos en este documento más referencias a las asociaciones de pacientes, las organizaciones profesionales y a las sociedades científicas, vitales para la promoción de la salud pública. “Entendemos que es una ley demasiado egocéntrica respecto a la administración y que debería abrirse”, añade Zarco, asegurando que el Gobierno quiere aprobar la norma “por vía rápida” y que podría ser aprobada este mismo mes de mayo por el Consejo de Ministros.