Inicio ASP SECPRE: La liposucción, junto a una alimentación equilibrada y ejercicio físico, permite...

SECPRE: La liposucción, junto a una alimentación equilibrada y ejercicio físico, permite conseguir resultado

Compartir

En España, la liposucción es la intervención estética más demandada con alrededor de 20.000 operaciones realizadas en 2009, según el estudio “La realidad de la Cirugía Estética en España”, realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). “Como consecuencia del interés que despierta, es importante aclarar que no es un tratamiento adecuado para combatir la obesidad, la celulitis ni la flacidez cutánea, sino la alternativa para mejorar aquellas zonas corporales en las cuales persisten acúmulos localizados grasos, habitualmente constitucionales y rebeldes a los regímenes dietéticos y al ejercicio”, explica el Dr. Manuel Sancho, Vicepresidente de Cirugía Estética de la SECPRE.

“En este sentido, el experto insiste en la importancia de que la población general esté informada de la finalidad de una liposucción y de los resultados que con ella se pueden obtener ya que, por ejemplo, en casos de padecer sobrepeso, lo que es conveniente es ayudar al paciente a llevar una dieta equilibrada, descartar problemas endocrinos y, en algunos casos, valorar la indicación de balón intragástrico o gastroplastias. Pero en casos seleccionados, la liposucción e una operación muy efectiva para proporcionar un nuevo contorno corporal con cicatrices mínimas”.

En el caso de las mujeres, se utiliza la liposucción para mejorar, fundamentalmente, alteraciones del contorno corporal a nivel de abdomen, caderas, cintura  y muslos. “En determinadas ocasiones, después de embarazos o pérdidas de peso importantes, pueden producirse alteraciones del contorno abdominal o en los senos, en donde se debería, a su vez, valorar la indicación de aumento mamario, mastopexia (elevación mamaria) o abdominoplastia (corregir el descolgamiento de la zona inferior del abdomen)”, argumenta el Dr. Sancho.

Por su parte, los hombres consultan por excesos grasos abdominales, bajo la barbilla y  ginecomastias (reducción de las mamas). “Independientemente, para todos los casos es fundamental realizar una exploración adecuada y un estudio de proporciones completo para determinar cuáles son esas zonas concretas a mejorar, la cantidad de exceso graso y la calidad de la piel”, indica el Dr. Sancho, Vicepresidente de Cirugía Estética de la SECPRE.

Un cambio de concepto
En la actualidad, se ha producido un cambio de concepto en cuanto al objetivo fundamental de la liposucción. “Se busca, no sólo extraer grandes cantidades de grasa, sino tratar el contorno con naturalidad, respetando las proporciones corporales de cada paciente, buscando menos agresividad y resultados más naturales”, apunta el Dr. Sancho.

Respecto a los resultados a largo plazo, las pacientes se manifiestan satisfechas con los mismos. “Tras modelar un cuerpo y dejarlo uniforme, la recuperación de la grasa como consecuencia de un aumento de peso no se redistribuye de la misma manera sino que se hace de forma homogénea y, por lo tanto, no se recupera el acúmulo de grasa eliminado”, afirma el experto. “Es, por tanto, concluye el Dr. Sancho, una intervención quirúrgica que ayudada por la dieta y la realización de ejercicio físico, permite conseguir resultados permanentes siempre y cuando no se produzcan cambios drásticos de peso”.

Pero, “no deja de ser una intervención quirúrgica, por lo que la seguridad debe ser una prioridad”, añade. Desde la SECPRE se recomienda que se realice en un quirófano y en centros o clínicas adecuados. En cuanto a competencia profesional, el paciente siempre puede confirmar  que su cirujano posee la titulación oficial como especialista en  Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, simplemente consultando en www.secpre.org.