Inicio ASP Sanidad incluye los fármacos ruxolitinib y siltuximab para uso compasivo en infecciones...

Sanidad incluye los fármacos ruxolitinib y siltuximab para uso compasivo en infecciones por coronavirus

ruxolitinib-siltuximab-coronavirus

..G.M.
Sanidad ha incluido dos nuevos fármacos, ruxolitinib y siltuximab, disponibles para la infección por coronavirus con autorización para su uso compasivo. Son moléculas que se utilizan para tratar enfermedades de la médula ósea vinculadas a neoplasias mieloproliferativas crónicas y para la enfermedad de Castleman, respectivamente. Además, el Ministerio de Salvador Illa ha incluido modificaciones en la pauta de tocilizumab y de hidroxicloroquina.

Tanto ruxolitinib y siltuximab se autorizan para su uso compasivo en pacientes graves con coronavirus

La última actualización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) de la guía de Tratamientos disponibles para el manejo de la infección respiratoria por SARS-CoV-2 incluye estos dos nuevos medicamentos, y advierte de que no existe por el momento evidencia procedente de ensayos clínicos controlados que permitan recomendar un tratamiento específico para SARS-CoV-2.

La molécula ruxolitinib, propiedad de Novartis, que comercializa bajo el nombre de Jakavi, está desarrollada para tratar la mielofibrosis primaria y secundaria, policitemia vera y trombocitemia esencial. Son enfermedades de la médula ósea que provocan una proliferación anormal de células de la sangre y provocan el aumento del bazo. Tienen carácter crónico y son poco frecuentes.

Ruxolitinib se usa para el tratamiento de la mielofibrosis primaria y secundaria, policitemia vera y trombocitemia esencial, enfermedades de la médula ósea

Es un agente inmunosupresor, inhibidor selectivo de las quinasas asociadas a Janus (JAK) JAK1 y JAK2. Según explica la Aemps, el uso de este medicamento “podría reducir la tormenta de liberación de citoquinas inflamatorias” al inhibir la vía jak1 / jak2. El aumento de las citoquinas inflamatorias se ha asociado con la gravedad y la mortalidad de la neumonía por otros coronavirus, MERS y SARS.

Además, las quinasas JAK también están implicadas en la activación de otras citoquinas tanto proinflamatorias (IFN e IFN) como antiinflamatorias (IL-10). La Aemps señala que este fármaco “podrá por tanto tener un potencial papel para reducir la inflamación sistémica y el daño pulmonar”. Pero, también recuerda que “no existe evidencia clínica sólida con respecto a la seguridad y la eficacia de RXT en el tratamiento de SARS-CoV-2”.

Según explica la Aemps, el uso de este medicamento “podría reducir la tormenta de liberación de citoquinas inflamatorias” al inhibir la vía jak1 / jak2

Actualmente hay dos ensayos clínicos con este medicamento. El primero comenzó en China y el segundo ensayo se lleva a cabo en España a través de la Fundación de Investigación HM Hospitales. Lo lideran el Dr. Jesús García-Donas, jefe de la Unidad de Tumores Ginecológicos y Genitourinarios del Centro Integral Oncológico Clara Campal HM y la Dra. Paula Villares, jefa de Medicina Interna del HM Sanchinarro.

La segunda molécula que introduce la Aemps es siltuximab, un anticuerpo monoclonal inhibidor de la interleucina 6 (IL-6), una citoquina proinflamatoria. Esta molécula está autorizada para tratar la enfermedad de Castleman multicéntrica (ECM), una enfermedad poco frecuente que provoca el aumento anormal del tejido linfoide. En esta enfermedad, la sobreproducción de la IL6 parece jugar un papel relevante, según explica la Aemps.

Siltuximab es un anticuerpo monoclonal inhibidor de la interleucina 6 (IL-6), una citoquina proinflamatoria

Hasta ahora se han publicado resultados de un estudio en Italia con 25 pacientes con Covid-19 que desarrollaron complicaciones respiratorias graves y fueron tratados en un programa de uso compasivo con siltuximab, cuyo nombre comercial es Sylvant, de Eusas Pharma Iberia. El 33% de los pacientes mejoraron y requirieron menor soporte de oxígeno y un 43% consiguió estabilizarse. Por contra, el 14% de pacientes registraron un empeoramiento y uno falleció. Otro de los pacientes sufrió un evento cerebrovascular que no se consideró relacionado con el tratamiento. El Hospital Clínic de Barcelona está llevando a cabo un ensayo clínico con este fármaco en pacientes con Covid-19.

Un ensayo clínico con siltuximab con 25 pacientes en Italia mostró cómo el 76% mejoró o se estabilizó

Además de incluir ruxolitinib y siltuximab para tratar el coronavirus, el documento añade una modificación en la pauta de tocilizumab, por la que entiende que “se puede valorar” una segunda administración de este medicamento, tras 12 horas desde la primera, en aquellos pacientes que tengan un repunte de los problemas en la función respiratoria después de una primera respuesta favorable. Además, la Aemps señala que el tratamiento con tocilizumab “se puede adelantar” a fases en las que frenar la cascada inflamatoria pueda tener algún efectos sobre la necesidad de ventilación. Por último, la Aemps amplía de cinco hasta un máximo de diez días la pauta recomendada de hidroxicloroquina, según la gravedad del paciente.

Noticias complementarias: