Inicio ASP Tratar de forma diferente a los MIR ha sido injusto y necesita...

Tratar de forma diferente a los MIR ha sido injusto y necesita una rápida reparación

Compartir

Vicente Matas. SMA. Al final no fue desaceleración, que fue una crisis y muy pero que muy grave, crisis internacional pero que ha afectado a unos países más que a otros, mientras en países de nuestro entorno se tomaban medidas ya en el año 2008, con recortes, contención de salarios, reformas… en España, aún con superávit, se derrochaba dinero a manos llenas (400 euros antes de las elecciones, planes E de gasto improductivo…), pero llegó 2010 y con un déficit galopante, al gobierno no le quedó más remedio que meter un recorte histórico: Bajada de sueldo a los empleados públicos, congelación de pensiones…

La bajada de sueldo fue progresiva, bajaron más los sueldos de los que tenían mayores retribuciones. Bien, es lógico, pero resulta que a los MIR, que en el primer año tienen unas retribuciones equivalentes a las de un pinche, se le hizo una bajada muy superior a la que por su nivel de sueldo le correspondería, su recorte fue como al resto de médicos. Los datos de la tabla adjunta hablan por sí solos.

La comparación se ha realizado con la categoría de Pinche, al ser una de las que tienen menor sueldo en los Servicios de Salud, no obstante goza de todo nuestro respeto, ya que es fundamental para el buen funcionamiento del Hospital y sin su trabajo, sencillamente los enfermos no comerían.

En Asturias, Castilla La Mancha, Extremadura, Madrid y La Rioja han sufrido un recorte de más del 9% (más de 1.500 euros/año) y ha quedado muy cerca el recorte en Baleares. En Andalucía, Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Murcia y Valencia el recorte ha superado el 4%.

El mayor recorte lo comparten los MIR de Asturias y Castilla La Mancha, mientras el menor recorte lo han tenido los MIR del País Vasco con el 3,76 %, aunque muy superior al sufrido por los pinches.

Si nos fijamos en la media de estos catorce Servicios de Salud analizados (en ellos trabajan más del 90% de los MIR Españoles), el recorte ha sido del 6,39% (1.058,30 euros/año) mientras que el recorte del pinche ha sido del 1,14 % (188,96 euros/año), es decir al MIR de primer año se le ha recortado el sueldo 5,6 veces más y esto con un sueldo equivalente.

El resultado es muy frustrante para el MIR que queda con sueldo inferior al que percibe el piche, parece un castigo por el mero hecho de ser médico.

Si hablamos en euros/año, podemos comprobar cómo en el año 2009 las retribuciones de ambas categorías estaban, más o menos, a la misma altura en los Servicios de Salud analizados, de hecho la media del MIR de primer año (16.571,17 euros/año) era levemente inferior a la correspondiente a la categoría de pinche (16.575,12 euros/año). Ahora bien, si nos fijamos en el año 2011, una vez sufrido el brutal recorte, los MIR de primer año han quedado lejos de las retribuciones de la categoría de pinche, en concreto la media es de 15.512,87 euros/año, muy por debajo de los 16.386,17 que de media cobran los pinches en los Servicios analizados (830,73 euros/año).

Conviene ahora recordar que para llegar a ser Médico Residente es necesario tener un bachillerato con nota extraordinaria, realizar una selectividad excelente, seis años de estudios universitarios y por último preparar durante otro año el examen MIR. Demasiado esfuerzo y muchas exigencias para una retribución tan baja y un trato tan discriminatorio.

Cierto es que el MIR, en general tiene la posibilidad y obligación de realizar guardias, con la realización de estas horas “extra” puede incrementar un poco este sueldo tan bajo. Si hace una guardia a la semana –por las tardes, las noches, en sábado, domingo y festivo- puede incrementar sus ingresos brutos en unos 1.000 euros/mes (varia de una Comunidad Autónoma a otra), pero al ser la retención de IRPF progresiva, se le incrementará de una forma importante el porcentaje (en torno a 6 puntos, de 10% a 16% más o menos) y el incremento de ingresos netos no llegará ni a los 700 euros/mes, pues casi 300 euros van directamente para hacienda (el 23 %). Ahora vienen recortes en el número de guardias, incrementos de jornada y nuevamente perjudicará al sufrido MIR.