Inicio ASP La Catedral de Córdoba pionera en instalar desfibriladores

La Catedral de Córdoba pionera en instalar desfibriladores

Compartir

La Mezquita-Catedral de Córdoba se convierte en el primer templo diocesano de España que cuenta con desfibriladores que pueden evitar una muerte al reanimar a la persona que ha sufrido una parada cardíaca. El presidente del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya, presentó hace unos días el monumento «como un lugar cardioprotegido, una iniciativa que viene a ofrecer esta seguridad a las miles de personas que vienen a visitar a este lugar emblemático y único en el mundo».

Pérez Moya destacó que la Mezquita Catedral tiene más de un millón de visitantes al año, «y en todos estos años sí que ha habido algún caso de parada respiratoria». «Es verdad que el 061 acude enseguida pero este sistema permite que los visitantes se sientan más seguros», comentó el presidente del Cabildo. Además, Pérez Moya agradeció al presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) en Andalucía, Fernando Ayuso, el gesto que han tenido con la Catedral, donde además de instalarse dos desfibriladores semiautomáticos se van a formar a 16 trabajadores en el manejo de estos aparatos, que mediante descargas consiguen recuperar el movimiento del corazón.

Por su parte, Ayuso agradeció el apoyo del Cabildo y y recordó que «la muerte súbita cardíaca es algo que no sabemos cuándo va a ocurrir». Los lugares muy concurridos, por lógica, hacen que haya más probabilidad de que ocurra». Además, Ayuso explicó que «a este más de un millón de personas al año, con los dos desfibriladores semiautomáticos, pretendemos dar seguridad y aumentar la supervivencia en paradas cardiorrespiratorias y por eso hacemos esta apuesta firme por este proyecto». «Nuestra idea es que Andalucía entera sea un territorio cardioprotegido», insistió el presidente de Semes.

Así, avanzó la puesta en marcha de una línea solidaria con el proyecto de cardioprotección mediante unas pulseritas que se venderán por un euro, que llevan el eslogan del proyecto: «Venga, corazón». El propósito de Semes es «intentar colocar desfibriladores en zonas deprimidas, que esto sea una línea importante dentro de nuestro proyecto».

La Catedral, más segura
El Cabildo Catedral ha desarrollado además un protocolo de seguridad para evitar altercados como el ocurrido en la primavera de 2010, cuando un grupo de musulmanes de origen austriaco comenzaron a rezar sin permiso en la Mezquita-Catedral, lo que provocó un fuerte altercado que incluso los llevó ante el juez.

Manuel Pérez Moya explicó que «desde entonces el Cabildo nombró a una comisión para ese tipo de incidencias y comenzó una serie de desarrollos técnicos de seguridad contra incendios a través de un circuito audiovisual». Todo ello, unido a unos protocolos con la Policía Nacional, se ha actualizado, revisado y puesto al día, de forma que Pérez Moya confía en que «todas estas incidencias se vayan a resolver de la forma menos conflictiva posible». A esto, el presidente del Cabildo Catedral añadió otras «medidas que son medidas de tipo diplomático y son complejas».

Compartir