Inicio ASP Los pacientes de espondilitis anquilosante pueden experimentar un deterioro en los síntomas...

Los pacientes de espondilitis anquilosante pueden experimentar un deterioro en los síntomas de su enfermedad tras la pandemia

pacientes-espondilitis-anquilosante

..Redacción.
La actual situación generada por el Covid-19 ha tenido un impacto en los pacientes de espondilitis anquilosante. En algunos casos está suponiendo un deterioro en su estado de salud, así como un incremento de los problemas de ansiedad y estrés, entre otros. Esta situación se ha producido por varios motivos, explica Pedro Plazuelo, presidente de la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE). “Muchos pacientes han tenido que interrumpir sus terapias rehabilitadoras, además de sus consultas de seguimiento y pruebas y no sabemos qué efectos puede tener más adelante; otros han tenido problemas de desabastecimiento de algunos fármacos como los FAMEs; se han dado casos de pacientes que por miedo o desconocimiento han interrumpido su tratamiento actual. Algo totalmente desaconsejable al tratarse de pacientes crónicos, y no podemos olvidar la incertidumbre que está generando esta situación”.

La situación generada por el Covid-19 esta suponiendo un deterioro en el estado de salud de los pacientes de espondilitis anquilosante

En relación con la situación de desabastecimiento de algunos medicamentos, que CEADE denunciaba recientemente, Pedro Plazuelo ha concretado que “se produjo sobre todo en el mes de abril y afectó a fármacos como la sulfasalacina (Salazopirina) o algunos antiinflamatorios”. No obstante, el presidente ha asegurado que, “a día de hoy, se ha mejorado su suministro, como en el caso de la Salazopirina. Ya empieza a estar disponible en las farmacias”.

Precisamente este año, el Día Mundial de la Espondilitis Anquilosante (EA) se ha centrado en los aspectos psicológicos asociados a la enfermedad, así como en visibilizar sus consecuencias, tanto en los pacientes como en sus familias, ha explicado el presidente de CEADE quien añade que “según los datos del Mapa europeo de la Espondiloartritis Axial, 6 de cada 10 personas experimentarán angustia mental. Durante este periodo se ha incrementado todavía más debido a la incertidumbre” .

El Día Mundial de la Espondilitis Anquilosante (EA) se ha centrado en los aspectos psicológicos asociados a la enfermedad

La espondilitis anquilosante afecta en nuestro país a alrededor de 300.000 personas. Se trata de una enfermedad crónica, inflamatoria y altamente discapacitante que afecta a las articulaciones de la columna vertebral limitando la movilida. Además, el 40% de los pacientes con EA puede desarrollar otra enfermedad inflamatoria inmunomediada, como psoriasis, uveítis o enfermedad inflamatoria intestinal, de ahí la importancia del abordaje multidisciplinar.

Por otra parte, el retraso en el diagnóstico sigue siendo una asignatura pendiente. Si la espondilitis anquilosante no se diagnostica a tiempo, impide el tratamiento en fases iniciales. Esta situación agrava la enfermedad y hace que aumente el daño estructural y la pérdida de movilidad. Por ello, el diagnóstico precoz es básico para mejorar el pronóstico de esta patología.

El confinamiento y la limitación de movimientos ha afectado especialmente a este colectivo. “Son muchas las dudas que han surgido en este tiempo, sobre todo relacionadas con los tratamientos, recuerda el presidente de CEADE. Tenemos pacientes que trabajan en ‘primera línea’, como policías o militares y no sabían si seguir o no con el tratamiento. De hecho,  en muchos casos lo estaban retrasando. Y tenemos que recordar la importancia de no abandonar el tratamiento, y ante cualquier duda, consultar siempre con el médico”.

La espondilitis anquilosante afecta en nuestro país a alrededor de 300.000 personas

Por todo ello es tan importante apoyar a estos pacientes y contribuir a su visibilidad en la sociedad. Estamos ante una enfermedad crónica e incapacitante que tarda en ser diagnosticada. De ahí la importancia de celebraciones como el día mundial y la campaña de sensibilización sobre el aspecto psicológico de la enfermedad y cómo afecta a pacientes y familiares”, concluye Pedro Plazuelo.

Noticias complementarias