Inicio ASP Covid-19 se ha convertido en una enfermedad moral

Covid-19 se ha convertido en una enfermedad moral

enfermedad moral

..Luis A. de Haro. Director general de iSanidad.
La crisis del SARSCoV2, está demostrando que el Covid-19 es una enfermedad moral, además de mortal. Lo es porque la mayor parte de los implicados están mostrando su moralidad, en unos casos muy baja y en otros alta. Siempre hay un punto intermedio, pero en ocasiones es difícil encontrarlo.

La moralidad de los profesionales sanitarios es conocida por todos. Más de 50.000 profesionales infectados, han trabajado sin protección, siguen investigando, siguen trabajando, siguen sin vacaciones y siguen haciendo de todo. Es verdad que los sanitarios se quejan, pero lo hacen “con razón” y, además, no dejan de trabajar.

El Covid-19 es una enfermedad moral porque está demostrando la altura moral de quien está muy preocupado por las mayorías, los pactos o los sondeos 

Los profesionales cuando llegan a casa leen, estudian y se informan profesionalmente. Han demostrado, una vez más que son un ejemplo de profesionalidad y de moral. Médicos, enfermeras, farmacéuticos, fisios u odontólogos están mirando continuamente a sus pacientes. Les preocupa la situación física, personal, económica, familiar… viven para los pacientes.

En el otro lado están las autoridades políticas, que se muestran esquivas, pendientes de intereses “distintos”. Para ellos Covid-19 se ha convertido en una enfermedad moral, que demuestra su bajeza moral.

Por un lado, es de una inmoralidad enorme no proveer a los profesionales de material de protección. También es de una baja moralidad echar la culpa de la cantidad de fallecidos a los otros partidos, sin ver los errores propios. Es terrible esconder la realidad a la población, ocultando datos o dando datos “maquillados” para no quedar mal.

Covid-19 es una enfermedad moral porque muestra las alturas de nuestros políticos. Se han olvidado de la pandemia, de la Atención Primaria, de la enfermería o de las vacunas. Ahora están preocupados por los sondeos, los pactos o las mayorías. Eso es “bajeza” moral. Excepto honrosas excepciones, lo peor de cada grupo político está saliendo en estos momentos.

Es difícil entender si lo importante es quien paga el alojamiento de un político del PSOE o el de uno del PP. La preocupación por los profesionales, por su futuro, por el sistema, ha pasado a mejor vida. Sí, Covid-19 es también mortal para el sistema.

Noticias complementarias

Compartir