Inicio ASP Aumentan las bacteriemias en pacientes Covid-19 ingresados en la UCI

Aumentan las bacteriemias en pacientes Covid-19 ingresados en la UCI

Y Sanidad busca prevenir las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria

Bacteriemias-covid-19

..Cristina Cebrián.
La presencia de bacterias en sangre, bacteriemias, ha aumentado en los pacientes infectados por Covid-19 e ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Así lo indica un documento elaborado por el Consejo Asesor del Programa de Seguridad de Pacientes Críticos del Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) y la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (Seeiuc).

Los expertos señalan que no hay datos oficiales de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (IRAS) en pacientes Covid-19. Sin embargo, el personal sanitario que atendió a pacientes Covid-19 observó un importante incremento de bacteriemias. En concreto, se relacionan con catéteres o de origen desconocido e infecciones urinarias relacionadas con sonda uretral. Estas bacteriemias también pueden relacionarse con infecciones respiratorias durante la ventilación mecánica y ulceras por presión infectadas.

Las bacteriemias observadas en pacientes Covid-19 se asocian a catéteres o de origen desconocido e infecciones urinarias relacionadas con sonda uretral

Bacteriemias-covid-19 De modo que, ante el nuevo escenario que se plantea, el consejo asesor establece una serie de recomendaciones para prevenir las IRAS. Aunque estas infecciones ya se seguían desde hace años en las UCI, el nuevo escenario provocado por la pandemia, obliga a establecer nuevas medidas de control.

Los expertos recuerdan que se han producido dificultades para realizar ese seguimiento de las IRAS. Por un lado, han influido factores humanos como el desconocimiento de las recomendaciones por los profesionales incorporados a la atención de pacientes críticos. Pero también se han producido factores técnicos como la falta de material y dispositivos adecuados; así como factores organizativos que tienen que ver con la carga asistencial y las medidas de protección de los profesionales sanitarios.

Actuaciones a corto plazo
Ante la posible aparición de un segundo brote de Covid-19 a finales de año, el consejo asesor solicita la realización de una serie de actuaciones a corto plazo. En primer lugar, aseguran que es necesario recuperar “de forma inmediata” en las UCI las normas recomendadas en los proyectos Bacteriemia Zero (BZ); Neumonía Zero (NZ), Resistencia Zero (RZ) e ITU-Zero. Para ello, los líderes de los proyectos en cada UCI deberán auditar su cumplimiento.

Los expertos indican la necesidad de recuperar “de forma inmediata” en las UCI las normas recomendadas en los proyectos Bacteriemia Zero

Por otro lado, es esencial formar al personal sanitario que se ha incorporado a la asistencia de pacientes críticos durante la pandemia. En concreto, se refieren a las recomendaciones de los proyectos zero y su cumplimiento recae en la Dirección Médica de los hospitales.

proyectos Bacteriemia ZeroEn tercer lugar, desde el consejo asesor piden adaptar las recomendaciones de los proyectos zero “a las excepcionales condiciones asistenciales de los periodos epidémicos”. Además, ven necesario desarrollar protocolos de cuidados de los dispositivos durante los traslados o decúbito prono. Para lograrlo, aseguran que “los equipos que coordinan dichos proyectos deben presentar una propuesta lo antes posible”.

Será necesario realizar un estudio retrospectivo para cuantificar las IRAS identificadas en los pacientes Covid-19 ingresados en UCI durante la pandemia

Por último, será necesario realizar un estudio retrospectivo para cuantificar las IRAS identificadas en los pacientes Covid-19 ingresados en UCI durante la pandemia. Para ello, recomiendan utilizar de forma retrospectiva el registro ENVIN simplificado.

Durante su estancia en las UCI, los pacientes deben recibir, como parte de su tratamiento integral, la diseminación de BMR. Ahora también deberán formar parte de ese tratamiento el cumplimiento de las recomendaciones para evitar IRAS.

Desde el consejo asesor indican que “es responsabilidad del personal sanitario que trabaja en las UCI su aplicación a pesar de las elevadas cargas de trabajo y el desgaste emocional que implica el riesgo de contagio durante los periodos de epidemia”. Por lo que la preparación para afrontar este reto depende de las autoridades sanitarias y de los gestores de los hospitales.

Noticias complementarias