Inicio ASP La calidad de los laboratorios clínicos españoles mejora de forma significativa en...

La calidad de los laboratorios clínicos españoles mejora de forma significativa en la última década

Compartir

Los más de 2.000 profesionales que forman la Sociedad Española de Bioquímica Clínica y Patología Molecular (SEQC) persiguen el nivel máximo de calidad en la obtención de los resultados con el objetivo final de satisfacer las necesidades de los médicos en su tarea de diagnosticar o monitorizar a los pacientes. Para ello, desde la SEQC, se han organizado las Jornadas de Garantía de Calidad, divididas en dos cursos: “Claves para la práctica clínica” dirigido a todo el personal implicado en la gestión de la calidad analítica; y “Claves para la mejora continua de la fase extraanalítica”, destinado a todo el personal de laboratorio, especialmente a los responsables de gestión de la calidad en esta fase, la atención al cliente y la formación del personal.

“A lo largo de las Jornadas los ponentes intervienen con cuestiones prácticas enfatizando en los procesos que afectan a la seguridad del paciente”, afirma la Dra. Mª Antonia Llopis, Presidenta de la Comisión de Calidad Extraanalítica de la SEQC. “Uno de los requisitos básicos al hablar de gestión de calidad y mejora continua es satisfacer las necesidades de nuestros clientes, y en este sentido, tantos los clínicos como los pacientes lo son”, continúa la experta.

“Gracias a los dos programas externos que existen en España de evaluación de la calidad de los resultados de los laboratorios, hemos podido confirmar que ha mejorado considerablemente en los últimos años. Uno de estos programas ha sido creado por la SEQC: el Programa de Garantía Externa de la Calidad. En él están inscritos más de 800 laboratorios de España y Portugal, y cubre todos los tests más relevantes en Bioquímica Clínica”, asegura la Dra. Carmen Perich, Presidenta de la Comisión de Calidad Analítica de la SEQC. “Además – continúa la doctora – el laboratorio desarrolla desde hace años especificaciones de calidad, es decir, establece los límites aceptables de error que, si no se sobrepasan, aseguran un correcto diagnóstico y monitorización por parte del médico”.

Concretamente, respecto a la mejora de la calidad en la fase preanalítica, la Dra. Llopis comenta que se ha analizado la evolución del porcentaje de rechazos en muestras de sangre y orina, con respecto al total de muestras recibidas del Programa de Garantía Externa de la Calidad Preanalítica de la SEQC a lo largo de diez años, comparando los rechazos de muestras de los cinco primeros años (2001-2005) con respecto al periodo de cinco años posterior (2006-2010). Los resultados son muy positivos y muestran que el porcentaje global de rechazos de muestras de sangre ha disminuido de 0,699% a 0,491%, mientras que en las muestras de orina reciente esta disminución ha sido mayor, pasando de 2,16% a 1,25%, un claro indicativo de la mejora constante de la calidad preanalítica en los laboratorios”.

“Además, -continúa la experta – con la finalidad de que los resultados sean fiables, los laboratorios disponen de sistemas de validación informatizados. En la actualidad no existe un método de validación homogéneo y se hace mediante sistemas informatizados más o menos sofisticados, o manualmente. En estas Jornadas se presenta una encuesta para conocer el estado actual de este proceso en los distintos laboratorios españoles”.

El experto del laboratorio y el personal de extracciones, claves para obtener muestras de calidad
Con la máxima de ofrecer el mejor servicio posible, se ha creado la figura del responsable de calidad en los laboratorios. La Dra. Perich confirma que “es recomendable que en cada uno exista un director de calidad que coordine todas las actividades relacionadas con ella en todo el proceso analítico. Este se encarga de definir las especificaciones de calidad para cada proceso, de realizar un seguimiento del cumplimiento de las mismas y de tomar las decisiones oportunas de actuación en el caso de que se incumplan”.

Por otra parte, “además de esta figura, que vela por la calidad en los laboratorios, es importante que el personal externo, por ejemplo los que obtienen, recogen y transportan  las muestras, también esté implicado en que la calidad de las mismas sea óptima. Por ello, su formación continua es fundamental ya que el paciente valorará, en muchas ocasiones, el servicio del laboratorio en función de la extracción, que en su mayoría, es el único punto de contacto entre el paciente y el laboratorio”, afirma la Dra. Llopis.