Inicio ASP Las empresas farmacéuticas destacan por el cuidado de la salud de sus...

Las empresas farmacéuticas destacan por el cuidado de la salud de sus trabajadores

Compartir

El ranking “Best Workplaces” que anualmente, desde hace más de una década, viene realizando  la consultora Great Place to Work España (GPTW) acaba de otorgar el primer puesto a la filial española de la compañía Novartis, en la categoría de empresa con más de mil  trabajadores. Con esta distinción se corrobora, una vez más,  que el sector farmacéutico es una de las actividades empresariales más capacitadas y dispuestas  para desarrollar una buena RSC orientada a la creación de valor para sus trabajadores. 

Dentro del grupo de empresas analizadas pertenecientes a este sector, se encuentran compañías como Lilly, Mundipharma, Astellas y Grünental, que completan una nutrida relación en la que se concentran actividades de negocios de todo tipo, como Microsoft, Atento, Vodafone, Infojobs o Ikea.

Para la elaboración de este ranking se parte de un exhaustivo análisis de las respuestas a las numerosas entrevistas que ello se realizan. Este año, se ha llegado a consultar a 167.947 trabajadores.

Monserrat Tarrés, directora de Comunicación Corporativa de Novartis explica que en esta empresa “la RSC es parte intrínseca de su estrategia operativa y un elemento clave en su gestión. Además de tener éxito en la propia actividad, para ser sostenible es necesario ser respetuoso con todos  los ámbitos de la interacción”.

Que estas manifestaciones no son solo teóricas lo demuestra el hecho de que el 96% de los empleados encuestados para la elaboración del ranking opinan que son tratados de forma justa por sus respectivas  y el 91% declara sentirse orgullosos de los éxitos de su compañía.

El director de Recursos Humanos de Lilly, Juan Pedro Herrera, considera  que los resultados anuales de GPTW, tras mantenerse dentro de los diez primeros puestos del ranking durante una década, exigen mantener  contínuamente el mismo nivel de excelencia con todos los trabajadores, si se quiere seguir transmitiéndoles los valores de la empresa. Corrobora también  que en esta multinacional norteamericana, cada persona puede disponer de un espacio para su propio desarrollo personal. Se favorece tanto la formación como  la mejora de sus particulares condiciones de trabajo.

Ayudas sociales promovidas por  otras empresas.
La plantilla de Janssen contribuye con una cantidad que oscila entre uno y cinco euros de su nómina mensual para que la empresa la duplique esa cantidad y la dedique a proyectos de ayuda social.

Los empleados  españoles de la japonesa Astellas tambien reciben el apoyo de su compañía para desarrollar otros proyectos de ayuda a la sociedad, como es el  de colaborar en el acondicionamiento de pisos de acogida, organizando al mismo tiempo y participando en fiestas para niños ingresados en hospitales  como La Paz y el Gregorio Marañón, de Madrid

Según comenta Joseph  Catllá, Director de Relaciones Corporativas y Comunicación de Sanofi España, , la labor responsable de las empresas adquiere todavía más relevancia en un contexto como el de la crisis actual. En Sanofi, la responsabilidad social es el eje integrador de su actividad y el pilar básico de su visión estratégica y nuestra manera de ser y gestionar la compañía. Entendemos la RSC desde ideas clave como el compromiso y la responsabilidad. Toda esta visión estratégica se plasma en acciones concretas que se realizan  bajo el criterio del realismo y la sostenibilidad para garantizar que se trata de actividades que aportan un valor añadido real al entorno en que actúan con lo que se puede garantizar su sostenibilidad a largo plazo. Otro dato importante. La empresa tiene una especial preocupación por fomentar la educación de las personas  para la prevención y control de enfermedades y aumentar la sensibilización social frente a las patologías en las que son expertos, como la diabetes, el cáncer, enfermedades cardiovasculares, esclerosis múltiple y enfermedades raras.

La empresa  familiar española Esteve mantiene entre sus principales objetivos de cara a sus colaboradores la preocupación por el desarrollo de su carrera profesional, con independencia de su situación familar. El pasado año su plantilla laboral recibió una media de 29 horas de formación, que se extendió al  92% de los empleados.

Todas estas acciones que dejan clara la idea de que el compromiso de las empresas con la sostenibilidad del sistema sanitario  es un punto básico para  el mantenimiento de una actividad de tanta trascendencia social.