Inicio ASP Médicos internistas actualizan conocimientos en la prevención del ictus en pacientes con...

Médicos internistas actualizan conocimientos en la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular

Compartir

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha elaborado un Protocolo de uso de dabigatrán etexilato en la Fibrilación Auricular (FA), con el fin de asegurar un manejo correcto del nuevo anticoagulante oral y de formar al colectivo de médicos internistas en esta novedad sobre anticoagulación en la FA.

Tras 50 años de utilización del tradicional tratamiento anticoagulante, en los últimos años han aparecido nuevos anticoagulantes para la prevención y tratamiento de la enfermedad tromboembólica venosa y la prevención de ictus y embolias sistémicas en pacientes con fibrilación auricular no valvular. 

Por ello, se hace necesario actualizar o crear nuevos protocolos en la prevención del ictus por  fibrilación auricular, de tal modo que los profesionales se familiaricen con las características de los nuevos fármacos, para poder utilizarlos bajo las indicaciones precisas y de la manera más adecuada, de ahí, la importancia de la formación en este novedoso campo.

La fibrilación auricular es un trastorno del ritmo cardiaco muy frecuente. En España –comenta el Dr. José María Cepeda, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Vega Baja- el 3,8% de las personas mayores de 40 años padecen esta enfermedad, prevalencia que aumenta de forma considerable con la edad, duplicándola a partir de los 70 años y triplicándola a partir de los 80.

“En esta arritmia los latidos cardiacos son irregulares y la frecuencia del corazón puede ser muy rápida. Esto puede originar síntomas, especialmente en pacientes con insuficiencia cardiaca. Otro gran riesgo de la fibrilación auricular es la formación de coágulos de sangre que pueden llegar desde el corazón hasta el cerebro causando un ictus o infarto cerebral”, explica este experto.

La fibrilación auricular se asocia con mucha frecuencia a la hipertensión arterial y a la insuficiencia cardiaca y es una enfermedad que aparece predominantemente con el envejecimiento de la población. Todo ello hace que estos pacientes sean atendidos con mucha frecuencia en Medicina Interna, unas por los síntomas que produce y otras porque está asociada a otros procesos que tratan frecuentemente los internistas.

En este contexto, la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), en colaboración con Boehringer Ingelheim, trabaja en la elaboración de un Protocolo de uso de Dabigatran en la Fibrilación Auricular no valvular(*y**), el primero de una familia de nuevos anticoagulantes orales de nueva generación disponibles para el paciente con fibrilación auricular no valvular. 

Según explica el Dr. Emilio Casariego, vicepresidente 2º de la SEMI, “cuando se aprueba un nuevo fármaco siempre surgen multitud de dudas sobre cómo y de qué manera usarlo. Y cuando afecta a un proceso de tanta trascendencia social, como es el caso de la fibrilación auricular, las incertidumbres y opiniones en diferentes direcciones pueden llegar a producir confusión.  Por ello, la SEMI promueve este tipo de documentos donde, con exquisito rigor y en base al conocimiento disponible, se ofrecen datos para el manejo del nuevo fármaco en la práctica clínica habitual”. En el caso del dabigatrán etexilato, único disponible en esta indicación en el momento del diseño del documento- “la intención es ofrecer pautas que permitan su uso de manera totalmente eficaz y segura, sin suponer una recomendación para utilizarlo de forma preferente; en este sentido SEMI impulsará documentos similares sobre el mejor uso del resto de los nuevos fármacos anticoagulantes (rivaroxaban o apixaban)”, señala.

Como explica el Dr. Cepeda, coordinador de esta iniciativa, se persiguen dos objetivos fundamentales. Por una parte, contribuir a la formación en una materia tan importante como es la prevención del ictus en los pacientes que tienen fibrilación auricular; y, por otra, elaborar un protocolo que ayude al uso adecuado de dabigatrán etexilato. “La intención de este documento es ayudar a los internistas en el conocimiento de un fármaco anticoagulante de nueva generación con la finalidad de que, cuando se considere indicado, se utilice de manera óptima en la práctica clínica para garantizar la eficacia y seguridad demostradas en los ensayos clínicos. Cada uno de los nuevos anticoagulantes, que comparten indicaciones, tendrán recomendaciones particulares en sus respectivas fichas técnicas, que hay que revisar y tener en cuenta para su correcta prescripción”, concluye.

Para ello, se realizarán una total de 50 sesiones clínicas a nivel estatal en los hospitales de mayor tamaño y referencia para consensuar y generar discusión entorno a la actualización establecida en los protocolos  así como tratar aspectos relacionados con el manejo de dabigatrán etexilato. Durante estas jornadas se analizará la prevención del ictus en la fibrilación auricular y el protocolo de uso de dabigatrán etexilato en la fibrilación auricular no valvular, al tiempo que se presentarán casos clínicos para valorar las indicaciones de la anticoagulación y discutir la elección del anticoagulante.