Inicio ASP El ensayo Recuperación confirma los beneficios de la dexametasona en pacientes Covid-19...

El ensayo Recuperación confirma los beneficios de la dexametasona en pacientes Covid-19 con soporte respiratorio

estructura-molecular-dexametasona-pacientes-covid-19
Imagen: Wikipedia/Jynto

..Gema Maldonado.
La revista The England Journal of Medicine ha publicado los resultados preliminares del ensayo británico Recuperación (Recovery) relativos al uso de la dexametasona en pacientes con Covid-19, que confirman los anunciados hace un mes: la mortalidad a los 28 días se redujo en pacientes con soporte respiratorio a los que se les administró este glucocorticoide a una dosis de 6 mg durante un máximo de 10 días. La reducción es significativa en pacientes con ventilación mecánica invasiva. En estos casos, la tasa de mortalidad entre los pacientes tratados con dexametasona fue del 29,3% frente al 41,4% de los pacientes con este soporte respiratorio que no se trataron con este medicamento.

La mortalidad entre los pacientes de Covid-19 que requirieron ventilación mecánica invasiva fue 11 puntos más baja en los pacientes tratados con dexametasona

El ensayo se realizó sobre un total de 6.425 pacientes. De ellos, 2104 recibieron dexametasona y 4321, lo que el ensayo denomina “tratamiento habitual“. Dentro de los 28 días murieron 482 pacientes (22,9%) del grupo de la dexametasona y 1110 (25,7%) del grupo que no la recibió. El descenso de mortalidad es ligero, no llega a tres puntos porcentuales.

ensayo-recovery-dexametasona-pacientes-covid-19

Pero las diferencias verdaderamente significativas se da entre los pacientes que requirieron distintos niveles de soporte respiratorio. La mayor de las diferencias se encuentra en quienes necesitaron ventilación mecánica invasiva u oxigenación de membrana extracorpórea (ECMO), donde la tasa de mortalidad es 11 puntos porcentuales más baja en los pacientes que recibieron dexametasona. Este grupo registró 95 muertes de un total de 324 pacientes. Por su parte, el grupo que recibió tratamiento habitual contabilizó 283 fallecimientos de un total de 683 pacientes.

En pacientes que requirieron oxígeno, la mortalidad se situó en el 23,3% entre los que se trataron con dexametasona frente al 26,2% 

En aquellos pacientes que requirieron oxígeno sin ventilación mecánica invasiva, la mortalidad entre los que recibieron tratamiento con dexametasona se situó en el 23,3%. Pero, entre quienes no se trataron con este medicamento, la mortalidad se elevó al 26,2%. Por otra parte, el estudio indica que “que no hubo un efecto claro” de la dexamentasona en pacientes que no recibieron soporte respiratorio alguno. En estos casos, el porcentaje de mortalidad es mayor entre los que sí recibieron este glucocorticoide: 17,8% frente al 14% de los que fallecieron en el grupo de tratamiento habitual.

Otros objetivos evaluados en el ensayo, muestran que el grupo de pacientes con Covid-19 que fue tratado con dexametasona redujo en un día la media de tiempo de hospitalización. Además, el riesgo de progresión a ventilación mecánica invasiva fue menor en el grupo de dexametasona que en el grupo de atención habitual.

El porcentaje de mortalidad es mayor entre los pacientes de Covid-19 sin soporte de oxígeno tratados con dexametasona

Los investigadores concluyen que el efecto beneficioso de los glucocorticoides en casos graves de Covid-19 dependerá de “una selección de la dosis correcta, en el momento correcto, en el paciente correcto”. Así, señalan que las dosis altas “pueden ser más dañinas que útiles”. Por último, afirman que no hay “ningún beneficio” entre los pacientes que no necesitaban oxígeno. De hecho, recuerdan que la administración de este tratamiento puede ser negativa en la fase de la enfermedad en la que “el control de la replicación viral es primordial y la inflamación es mínima”. En esos casos, será más negativo el efecto inmunosupresor de este medicamento que su capacidad antiinflamatoria.

Noticias complementarias:

Compartir