Inicio ASP El estudio IMJOVEN trata de determinar las diferencias de los factores de...

El estudio IMJOVEN trata de determinar las diferencias de los factores de riesgo del infarto entre hombres y mujeres

Compartir

Isabel González
A pesar de que las enfermedades cardiovasculares en las mujeres jóvenes causan muchas muertes, ha sido siempre ignorado por la profesión médica porque solo representa una fracción pequeña dentro de las incidencias totales de las enfermedades del corazón. Hasta ahora, no se habían dado estudios específicos en mujeres jóvenes y su diferencia de los hombres jóvenes.

El estudio bautizado IMJOVEN junto con la participación del Centro de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) serán pioneros en esta cuestión. Esto forma parte del plan Virgo promovido por el investigador de la Universidad de Yale Harlan M. Krumholz el cual lo puso en marcha en 2008 y en el que participa también la sección de Cardiopatía Isquémica de la Sociedad Española de Cardiología, la Red Temática de Investigación Cooperativa en Enfermedades Cardiovasculares (RECAVA) o la red HERACLES de investigación cardiovascular.

El doctor Héctor Bueno, coordinador de Cardiología Clínica del Hospital Gregorio Marañón en Madrid y encargado de la parte clínica del estudio, será el que investigue si es plausible la teoría de que los factores de riesgo del infarto de miocardio influyen de forma diferente en la información contenida en los cromosomas (genotipo) junto con la expresión de esta más la influencia del medio (fenotipo) en hombres y mujeres jóvenes.

Según el doctor Bueno con esto “se podrían hacer medidas de prevención específicas para mujeres jóvenes”. Además estas conclusiones permitirían que a estas mujeres se les aplicara un protocolo específico a su sexo al llegar a un centro hospitalario con síntomas de infarto de miocardio.

Para el doctor Valentín Fuster, director del CNIC, la parte genética será un factor muy importante para saber cómo afectan a este sector de la población. Este estudio puede conferir un foco de atención para esta problemática en mujeres jóvenes y para alcanzar un mayor impacto en ellas. “Las mujeres son más estoicas y aguantan más hasta que van al médico; con este tipo de trabajos se puede conseguir que la mujer preste más atención a los síntomas”, subraya.

Este estudio cuenta con la participación de 450 pacientes, 300 mujeres afectadas por un infarto agudo de miocardio (IAM) comparadas con 150 hombres jóvenes que padecen también esta patología.

“En la actualidad, estamos trabajando en la recogida de muestras de personas sanas, que constituirán el grupo control”añade la directora de la Unidad Genómica del CNIC, la doctora Ana Dopazo. En estas pruebas aparte del ADN se ha extraído el ARN para poder ver las diferencias entre hombres y mujeres y también entre sanos y enfermos.

Tras 30 días de seguimiento estos datos se presentaran en la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) en noviembre en Los Ángeles.
Según la doctora Dopazo, las muestras del grupo control se recogerán al final del año y hasta finales de 2013 no estarian listas. Con este retraso, “En un principio se pensaban utilizar sólo ‘micro
2012-09-06 13:29:46’