Inicio ASP La descentralización sanitaria debería ser compatible con una incorporación ágil de la...

La descentralización sanitaria debería ser compatible con una incorporación ágil de la innovación a las carteras de servicios

Compartir

La crisis económica ha llevado a España e Italia a iniciar procesos de reforma en sus respectivos sistemas sanitarios.

Ambos países se caracterizan por sistemas descentralizados con acceso universal. El elevado déficit público de estos países y los fuertes intereses de pago de sus deudas han obligado a estos gobiernos a revisar aspectos que hasta ahora no se habían modificado, como la titularidad de acceso, los contenidos de las carteras de servicios y la participación económica de los usuarios. Los principales retos a abordar de cara al futuro tienen que ver con la eficiencia y la variabilidad en la provisión de servicios entre regiones o comunidades autónomas, tanto en materia de financiación como de organización y práctica clínica.

Estos aspectos y otros se han debatido en el Encuentro Las Reformas Sanitarias en España e Italia: descentralización, cartera de servicios e incorporación de la innovación, organizado por la Fundación Gaspar Casal y PharmaMar, y celebrado en la Residencia de Estudiantes de Madrid. En ambos países se han empleado herramientas para la desinversión dirigidas a reducir el alcance de las coberturas de servicios, ha explicado Juan del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal.

El experto ha señalado que “las crisis económicas presentan para los decisores tres desafíos en relación con el sistema sanitario”. En primer lugar, “las autoridades requieren fuentes de financiación predecibles para el buen funcionamiento de los servicios sanitarios”, explica. Por otro lado, la aminoración del gasto público dedicado a la salud “se da justo cuando son necesarios más recursos sanitarios para hacer frente a los efectos adversos del desempleo”. Por último, “las revisiones de servicios hasta ahora cubiertos pueden dañar nuestro sistema sanitario si se erosiona su protección financiera, el acceso equitativo y la calidad del servicio prestado” concluye Juan del Llano.

Por su parte, José María Fernández Sousa-Faro,  presidente del Grupo Zeltia, ha dicho de nuestro sistema de salud que “adolece de una serie de necesidades relacionadas con la eficiencia en la utilización y consumo de recursos que precisan de una estrategia urgente de todos los integrantes de la cadena de valor del segmento de la salud en España”. La sanidad “no es patrimonio de nadie, sino que corresponde a la sociedad en su conjunto, y son los gestores públicos y privados quienes han de buscar las soluciones más adecuadas que salvaguarden sus derechos”, añade. 

El presidente del Grupo Zeltia cree que “España debería hacer un mayor esfuerzo en sus ayudas públicas a la innovación tecnológica, aún cuando es indudable que nuestro país ha experimentado un notable avance durante los últimos años en lo que respecta a la inversión en I+D, avance que no ha de verse truncado”.

En este Encuentro han participado destacados expertos en Economía de la Salud de España e Italia y la clausura del acto ha corrido a cargo del director general de PharmaMar, Luis Mora, y del propio Juan del Llano.