Inicio ASP El primer trasplante multivisceral y de progenitores hematopoyéticos del mundo: “Han sido...

El primer trasplante multivisceral y de progenitores hematopoyéticos del mundo: “Han sido años de investigación en La Paz”

trasplante-multivisceral-progenitores-hematopoyeticos-dr-hernadez-oliveros-3
Fotos: Asociación NUPA

..Gema Maldonado.
Es la primera vez en el mundo que se realiza un trasplante de estómago, intestino delgado y grueso, páncreas e hígado y de progenitores hematopoyéticos de un mismo donante a un adolescente de 15 años con una enfermedad congénita que impedía que su intestino absorbiera los nutrientes. Y se ha realizado en el Hospital Universitario de La Paz, en Madrid. El trasplante simultáneo multivisceral tuvo lugar en julio y el de progenitores hematopoyéticos, el 28 de agosto. Yassine, así se llama el adolescente, solo había podido alimentarse mediante nutrición parenteral a lo largo de su vida. Ahora ya está en casa y puede tomar alimentos de manera normal.

Un adolescente de 15 años ha recibido un trasplante de estómago, intestino delgado y grueso, páncreas e hígado y de progenitores hematopoyéticos de un mismo donante en La Paz

Lo innovador de este caso clínico es la combinación del trasplante multivisceral con el de progenitores hematopoyéticos con el objetivo de disminuir el rechazo del injerto. Yassine ya se había sometido a dos trasplantes anteriores, uno de intestino y otro multivisceral, que terminaron con un rechazo de los órganos en ambas ocasiones. “Era un caso totalmente desesperado, teníamos que intentar algo innovador”, cuenta a iSanidad el Dr. Francisco Hernández Oliveros, cirujano pediátrico de La Paz e investigador del instituto de investigación de este hospital, el IdiPAZ.

trasplante-multivisceral-progenitores-hematopoyeticos-yassine

Pero esta técnica “no es un salto al vacío haciendo algo que no se ha hecho nunca”, aclara el doctor. Sino que es fruto de “muchos años de estudio, de investigación y de trabajo”, en un contexto que no favorece la investigación científica, con grandes dificultades para hallar financiación. El desarrollo parte del trabajo conjunto que realizan los clínicos y los investigadores del IdiPAZ para resolver “situaciones de difícil solución en pacientes”, señala el Dr. Hernández. “Estuvimos ensayando en un modelo experimental durante años lo mismo que se ha hecho en el paciente. Cuando vimos que podía ser seguro y eficaz, decidimos probarlo”.

Lo innovador de este caso clínico es la combinación del trasplante multivisceral con el de progenitores hematopoyéticos con el objetivo de disminuir el rechazo de injerto

Su objetivo es que no se vuelva a repetir la situación que ya ha vivido dos veces Yassine. “En el trasplante siempre hay una especie de guerra entre las defensas del receptor y el injerto. Esta guerra es diferente en cada órgano. El intestino y el pulmón tienen muchos linfocitos y esta guerra es más complicada”, explica el cirujano. Para evitar el rechazo del nuevo intestino, extrajeron los progenitores hematopoyéticos y los linfocitos T memoria de la sangre y la médula ósea del donante de los órganos. “Optamos por estos linfocitos porque nos parecían los más seguros para ayudar a evitar el rechazo”.

hospital-la-paz-trasplante-multivisceral-progenitores-hematopoyeticos

De esta forma, tratan de disminuir el riesgo de rechazo con una terapia celular cuya función no es inmunosuprimir más al paciente, sino inmunomodular la respuesta de su sistema inmune, “ayudarle a encontrar ese equilibrio”, explica el Dr. Hernández. Es cierto que siempre hay riesgo de rechazo, pero esta terapia trata de bajarlo sin aumentar el riesgo de complicaciones en forma de infecciones o tumores que pueden provocar los medicamentos inmunosupresores en el receptor.

Dr. Hernández: “Estuvimos ensayando en un modelo experimental durante años lo mismo que se ha hecho en el paciente”

La nueva técnica fue transmitida por la Oficina Regional de Trasplantes a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), que aprobó el procedimiento. Con este proceso, además, ya se ha generado el protocolo de actuación para futuras intervenciones de este tipo. Unos meses antes, el trasplante no hubiera podido llevarse a cabo. Durante los meses de marzo y abril la unidad de cuidados críticos infantiles se dedicó, como todo el hospital, a pacientes Covid-19.

Tampoco ha sido una época fácil para encontrar donantes. “Las UCI estaban tan saturadas que no tenían capacidad para generar donantes. Es muy de agradecer el gran esfuerzo del centro del donante para organizar la logística necesaria”, señala el Dr. Hernánez, que aboga por la unión de la actividad clínica y la investigación mediante grupos multidisciplinares. “La investigación tiene que ser parte necesaria de la actividad de un hospital”.

trasplante-multivisceral-progenitores-hematopoyeticos-yassine-2

“La investigación tiene que ser parte necesaria de la actividad de un hospital”

Ahora Yassine va recuperándose, aunque aún “está en la fase de tener poco apetito”. Es uno de los problemas que suele verse en los niños trasplantados que han tenido que recibir alimentación parenteral durante años: presentan trastornos de alimentación e incluso desarrollan aversión a los alimentos, según explica el doctor. Para tratar estos trastornos Yassine recibe la ayuda de psicólogos, enfermeros y logopedas de la asociación de pacientes NUPA. “Han conseguido que todos los pacientes que tenemos en seguimiento reciban una alimentación normal, cosa que no hemos visto en otras series publicadas en otros países”, concluye el doctor.

Noticias complementarias:

Compartir