Inicio ASP Recientes ensayos con tocilizumab muestran poco beneficio en pacientes hospitalizados con Covid-19

Recientes ensayos con tocilizumab muestran poco beneficio en pacientes hospitalizados con Covid-19

Pacientes covid-19

..Gema Maldonado.
Han sido varios los estudios publicados en revistas científicas en los últimos días acerca de la administración de tocilizumab, un anticuerpo monoclonal para el tratamiento de la artritis reumatoide, en pacientes hospitalizados por Covid-19. El más reciente, publicado este miércoles en New England Journal of Medicine, concluye que este fármaco no fue eficaz para prevenir la intubación o la muerte en pacientes hospitalizados “moderadamente enfermos” con Covid-19 en Bostos (EE.UU).

Un estudio publicado en New England Journal of Medicine, concluye que tocilizumab no fue eficaz para prevenir la intubación o la muerte en pacientes hospitalizados con Covid-19

El día antes, Journal of the American Medical Association publicaba otro ensayo aleatorizado llevado a cabo en Francia con 130 pacientes con Covid-19 y neumonía de moderada a grave. En este caso, los hallazgos indican que el tocilizumab sí redujo la necesidad de ventilación no invasiva o de muerte a los 14 días. Pero no mostró una reducción de la mortalidad a los 28 días.

Esa misma revista científica publicó también el 20 de octubre un estudio llevado a cabo en Italia. En este caso, el ensayo randomizado contó con 126 pacientes con neumonía por Covid-19 con un índice Pao2 / Fio2 entre 200 y 300 mm Hg. Los investigadores concluyen que “no se observó ningún beneficio en la progresión de la enfermedad en comparación con la atención estándar”.

Otros estudios han mostrado ciertos beneficios con tocilizumab en pacientes hospitalizados con Covid-19

Otros estudios han mostrado otro tipo de resultados. La revista JAMA publicó el martes un tercer artículo sobre el uso de tocilizumab en pacientes en unidades de críticos. En este caso, era un estudio de cohorte multicéntrico con 3.924 pacientes que mostró que el riesgo de muerte intrahospitalaria era menor con este fármaco en los dos primeros días de ingreso en la UCI en comparación con quienes no habían recibido de forma temprana el medicamento. Por su parte, el pasado verano, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), identificó en un estudio el tocilizumab como un factor asociado con una reducción de la mortalidad en pacientes hospitalizados con Covid-19 de casi el 50%, tras una semana en el hospital. El estudio se realizó a partir del Registro Rerfar-Covid-19.

Ambos resultados positivos provienen de estudios observacionales, y por tanto, ofrecen menor evidencia científica que los ensayos aleatorizados del artículo de NEJM y los dos primeros de JAMA, según el sistema Grade de clasificación de la evidencia. Pero los ensayos también hay que analizarlos.

Dr. Riera: “Los ensayos randomizados siempre son bienvenidos, pero hay que hacer una lectura crítica de los mismos. Como todos, están limitados a una población”

El Dr. Jordi Riera, internista y director del Programa ECMO Adulto del Hospital Universitario Vall d’Hebron (Barcelona), cree que los ensayos randomizados “siempre son bienvenidos, pero hay que hacer una lectura crítica de los mismos”, ya que, “como todos, están limitados a una población”.

Su experiencia con tocilizumab en pacientes Covid-19 se centra en ingresados en la UCI que tienen un síndrome inflamatorio “notable”. “Quizá en esta población sea más interesante y no en fases iniciales“, señala. Del ensayo publicado en NEJM le llama la atención que para los criterios de inclusión de los pacientes no se tenga en cuenta la IL 6 (interleuquina 6), “cuando el tocilizumab, precisamente, bloquea los receptores de esta interleuquina”, señala.

Hasta ahora, ninguno ha mostrado tener una verdadera eficacia para atajar la infección que provoca el nuevo coronavirus

Además utiliza criterios de gravedad como infiltrados y, a nivel analítico, signos indirectos de inflamación, “pero son muy inespecíficos, cuando el tocilizumab es bastante específico, no es un corticoide“, explica el doctor. Por otra parte, la población que recibió este medicamente tiene una media de 61 años frente a los 56 del grupo de control. Y la edad es un factor importante de riesgo en pacientes Covid-19, una enfermedad en la que, tal y como apunta el Dr. Riera, “cuanto más mayores son, más riesgo tienen de fallecer”.

Aún siguen en marcha otros estudios y ensayos sobre este y otros fármacos conocidos para hacer frente al Covid-19. Pero, hasta ahora, ninguno ha mostrado tener una verdadera eficacia para atajar la infección que provoca el nuevo coronavirus.

Noticias complementarias:

Compartir