Inicio ASP Dr. Héctor Bueno: “Es importante recordar que no todo es Covid-19. Mucha...

Dr. Héctor Bueno: “Es importante recordar que no todo es Covid-19. Mucha población sigue enferma del corazón”

Presidente del e-Congreso SEC 2020 y vicepresidente de la SEC

Dr.-Héctor-Bueno

..Cristina Cebrián.
Con cerca de 5.000 inscritos al e-Congreso SEC 2020 de la Salud Cardiovascular, 115 sesiones y más de 1.000 comunicaciones aceptadas, el Dr. Héctor Bueno, presidente del e-Congreso SEC 2020 de la Salud Cardiovascular y vicepresidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), se muestra satisfecho con la acogida de esta cita anual de la cardiología española.

Aunque la situación por la pandemia de Covid-19 está marcando todos los ámbitos sanitarios, el Dr. Bueno recuerda en esta entrevista para iSanidad que la prevención y promoción de la salud son clave para mejorar la asistencia a los pacientes cardiovasculares. Además, ayudarían a reducir el número de muertes diarias provocadas por enfermedades cardiovasculares, que superan a los fallecidos por Covid-19.

¿Cómo ha sido la preparación de este Congreso online, han encontrado más dificultades que en otras ediciones?
Es la primera vez que hacemos un congreso totalmente digital. Hicimos una apuesta arriesgada para mantener el mismo esquema del programa presencial y el mismo número de sesiones. Hemos celebrado ocho sesiones simultáneas y todo lo hemos programado prácticamente de la misma manera que si fuese presencial. En este sentido nos ha salido muy bien. La organización de un programa digital ha sido compleja pero lo hemos solventado bastante bien.

fondo-covid-19-investigacionUna de las novedades ha sido el track de investigación básica, un conjunto de sesiones dedicadas a la investigación básica y traslacional en el área cardiovascular

Por otro lado, teníamos la idea de que las sesiones fueran muy interactivas y la realidad es que la parte digital ha ayudado mucho. Por ejemplo, en las sesiones había un chat para los asistentes que ha estado ‘echando humo’. Sorprendentemente, esta digitalización ha favorecido la interacción ya que, normalmente en una sesión presencial, los asistentes no se atreven a preguntar.

También contamos con sesiones en directo, con ponentes en Madrid y Barcelona, mientras que otras fueron grabadas previamente. En definitiva, pudimos desarrollar el 100% del programa científico y la respuesta ha sido buenísima. Hemos tenido mas inscritos que nunca. 

Una de las novedades ha sido el track de investigación básica, un conjunto de sesiones dedicadas a la investigación básica y traslacional en el área cardiovascular. Se llevó a cabo una jornada entera de investigación básica cardiovascular para jóvenes y no tan jóvenes. Suelen ser investigadores con un perfil más clínico que o suelen acudir a estos congresos. Esto no se había hecho nunca y creo que ha sido una gran oportunidad que por supuesto continuaremos en el futuro.

Dr. Bueno: “Durante el Congreso se ha analizado la caída en las activaciones de códigos infarto, ya que se han producido muchos retrasos en este sentido”

¿Qué temas relacionados con el Covid-19 en el ámbito de la cardiología destaca de este Congreso?
Por un lado se han tratados temas que afectan directamente al corazón, como son las miocarditis y las arritmias que vimos sobre todo en la primera ola de la pandemia. También se han visto las alteraciones eco-cardiográficas, las trombosis y biomarcadores, sobre todo la combinación de la elevación de troponina. Por otro lado se ha tratado el peor pronóstico de pacientes con antecedentes cardiovasculares.

En cuanto a la parte más indirecta del Covid-19, durante el Congreso se ha analizado la caída en las activaciones de códigos infarto, ya que se han producido muchos retrasos en este sentido. También han aumentado las muertes súbitas extrahospitalarias y se produjo una caída masiva de la actividad ambulatoria. En este punto también hemos visto cómo se han activado múltiples modalidades de atención, como la telemedicina, para consultas y seguimiento de pacientes.

Según destacaron en el Congreso, el número de muertes diarias por enfermedades cardiovasculares supera en hasta 4 a las del Covid-19. En este sentido, ¿la prevención y promoción de la salud pueden ayudar a reducir este dato?
Absolutamente. Esto es lo que pretendíamos advertir. Entendemos que el impacto del Covid-19 es tan atroz y tan brutal que abarque toda la atención. Pero la realidad es que hay población que sigue enferma del corazón y hay personas que desarrollan complicaciones agudas como el infarto. Además, estos pacientes se encuentran asustados y no se atreven a acudir al médico por miedo a contagiarse de Covid-19. Muchos de esos pacientes consultan tarde y algunos se mueren en el camino.

La realidad es que hay población que sigue enferma del corazón y hay personas que desarrollan complicaciones agudas como el infarto

Es muy importante recordar que no todo es Covid-19 y no podemos dejar de atender las urgencias y las patologías agudas cardiovasculares. La prevención, tanto primaria como secundaria, es clave. Tampoco podemos descuidar la promoción de la salud en la población, dentro de lo posible, como mantener la actividad física, una dieta saludable y el mantenimiento de la medicación. 

Uno de los estudios presentados durante el congreso, desarrollado por el Hospital La Paz de Madrid, señala que la supervivencia sin secuelas tras una parada cardiorrespiratoria ha aumentado un 25% en España. ¿Estamos en la buena dirección?
Esto tiene que ver con la continuidad de los cuidados y, en este sentido, es absolutamente esencial la creación de sistemas que permitan una atención inmediata a pacientes en parada cardiaca. Bien por sistemas de emergencia o bien por los propios ciudadanos. Los más importante es avisar a los servicios de emergencia, en paralelo al inicio de maniobras de resucitación.

La participación de médicos jóvenes en el Congreso ha sido una apuesta muy importante y se han comprometido mucho

Ese aumento de la educación poblacional y una buena comunicación entre los servicios de emergencia ayudan a mejorar la supervivencia sin secuelas tras una parada cardiorrespiratoria (PCR), pero queda mucho por hacer todavía. Por ejemplo, hay que mejorar este tipo de educación en el ámbito escolar, en los sistemas de emergencias como policía, bomberos y cuerpos de seguridad, para que estén bien entrenados para poder atender las PCR.

¿Qué papel han tenido los médicos jóvenes y residentes de cardiología en el Congreso?
Esta ha sido una apuesta muy importante y su participación creo que ha sido masiva. De hecho, dentro del equipo organizador del Congreso nos “obligamos” a incluir cardiólogos jóvenes dentro de la moderación de mesas así como a formar parte del grupo de ponentes. Los médicos jóvenes se han comprometido mucho. De hecho, hemos creado un grupo de cardiólogos jóvenes, con residentes y no residentes, cuya presidenta participó en el comité organizador del Congreso.

También intentamos alcanzar la paridad entre hombres y mujeres y que siempre hubiera presencia de algún profesional de otra disciplina diferente a la cardiología. Todo esto se ha conseguido.

Noticias complementarias

Compartir