Inicio ASP Los biomarcadores moleculares, las terapias dirigidas y la inmunoterapia definen el futuro...

Los biomarcadores moleculares, las terapias dirigidas y la inmunoterapia definen el futuro de las estrategias en oncología

oncología

..Redacción.
El sector sanitario se encuentra en un momento de doble revolución generada por la convergencia de los avances biomédicos y digitales. En este contexto, las terapias dirigidas a moléculas concretas protagonizan el futuro del diagnóstico y el abordaje del cáncer. En concreto, los biomarcadores moleculares, las terapias dirigidas y la inmunoterapia definen el futuro de las estrategias en oncologíaEsto es lo que ha concluido Building The Future Together, un encuentro digital celebrado por Novartis en el que han participado diferentes expertos del sector. En él han expuesto las principales estrategias de investigación y desarrollo en los principales tumores sólidos: mama, melanoma y pulmón.

Los biomarcadores moleculares, las terapias dirigidas y la inmunoterapia definen el futuro de las estrategias en oncología

Según la OMS el cáncer constituye una de las principales causas de mortalidad en el mundo. Cada año se producen aproximadamente 9,6 millones de muertes relacionadas con tumores. La investigación y el desarrollo de tratamientos provocan que la supervivencia tras el diagnóstico de un tumor aumente de forma continua en España. Sin embargo, el número de casos continuará aumentando en las próximas décadas según indican las estimaciones poblacionales.

Building the Future Together ha arrojado luz sobre los desafíos en oncología y ha permitido conocer las respuestas que dan algunas de las investigaciones más importantes de esta área. Asimismo, el foro ha abordado qué hay detrás de las terapias punteras y de las tecnologías como la inteligencia artificial. Así como las líneas de investigación alternativas para entender las diferentes caras de estas enfermedades. Un ejemplo de ellas es la teoría de la evolución de las especies y su aplicación para el estudio de la resistencia del cáncer a los tratamientos del profesor Charles Swanton.

Se han abordado también el papel de las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial tanto en el diagnóstico y abordaje del cáncer, así como en la investigación y desarrollo de fármacos

El cáncer es uno de los grandes desafíos a los que nos enfrentamos en la sociedad actual. No es solo una enfermedad, sino una constelación de enfermedades de enorme complejidad para cuyo abordaje es necesario adoptar múltiples enfoques. Las terapias avanzadas, la medicina de precisión, la inmunoterapia, la terapia génica, los radiolingados, lo biomarcadores o el diagnóstico molecular son nuestros grandes aliados en esta carrera de fondo que, estamos seguros, vamos a terminar ganando“, ha señalado José Marcilla, director general de Novartis Oncology.

Prevención del cáncer de pulmón y búsqueda de nuevos biomarcadores y dianas terapéuticas

El cáncer de pulmón ha ocupado una jornada completa del encuentro. Este tumor es el responsable del mayor número de fallecimientos en todo el mundo. Según la OMS, representa un 18,4% del total de muertes por cáncer. Para abordarlo es esencial tanto la prevención como el diagnóstico temprano y los programas de screening. “Lo más importante para evitar el sufrimiento por cáncer de pulmón será evitar su aparición y, por tanto, debemos dirigir nuestros esfuerzos a reducir al máximo el hábito tabáquico en nuestra sociedad“, ha explicado el Dr. Luis Paz-Ares, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de octubre.

Además el Dr. Paz-Ares ha indicado que las líneas de investigación más innovadoras de este ámbito se enfocan en “la disección molecular y del perfil inmune del cáncer de pulmón dirigidos a la búsqueda de nuevos biomarcadores y dianas terapéuticas en esta enfermedad“. “Para los pacientes ya diagnosticados, debemos asegurar su acceso a un equipo multidisciplinar especializado en cáncer de pulmón con los medios diagnósticos, incluidos los moleculares, y terapéuticos apropiados”, ha concluido.

Biomarcadores en melanoma para identificar pacientes con probabilidad de fracaso terapéutico

Por su parte, el Dr. Alfonso Berrocal, jefe de sección de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia y ponente de la jornada dedicada al cáncer de melanoma, ha explicado la importancia de distinguir entre los diferentes estadios de esta enfermedad a la hora de hablar de sus niveles de incidencia y de supervivencia. “En los estadios avanzados el incremento de supervivencia se debe indudablemente a las mejoras terapéuticas en esta patología”. En cuanto al aumento de incidencia recuerda el papel de los “factores ambientales como pueden ser la reducción de la capa de ozono y, sobre todo, la exposición solar“. De esta forma se ha referido al reto que hay por delante de generar una mayor conciencia sobre el riesgo asociado a la exposición a la radiación UV.

El mayor desafío relacionado con el cáncer de melanoma se encuentra en el alto porcentaje de pacientes que no consigue curarse. “Esto se debe a la resistencia a los tratamientos de los que disponemos, tanto primaria como adquirida. La mayor parte de la investigación clínica actual va enfocada a estas resistencias y a buscar alternativas terapéuticas para cuando fracasa el tratamiento estándar“, indica. Una de las vías de investigación está en los biomarcadores. Estos “permitirían identificar pacientes con alta probabilidad de fracaso terapéutico de forma que en ellos se puedan plantear alternativas terapéuticas diferentes”, subraya el Dr. Berrocal.

Nuevas estrategias para cáncer de mama avanzado

En cuanto al cáncer de mama avanzado, la Dra. Anna Lluch, jefa del Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Ha explicado que la investigación de nuevos tratamientos es imprescindible, dado que las células de las pacientes se vuelven resistentes a los que reciben. Por ello es necesario cambiarlos cada cierto tiempo. La Dra. Lluch recalca que los últimos avances conseguidos para pacientes hormonodependientes son “espectaculares”. “Hemos asistido en los últimos tres años al desarrollo de tratamiento de inhibidores de ciclinas, que han permitido a las pacientes doblar el tiempo a la progresión, es decir, el tiempo que estas pacientes pueden mantenerse con el mismo tratamiento“, apunta.

Añade que las próximas terapias dirigidas al grupo de pacientes que tienen una alteración en sus células, denominada mutación PI3K, constituyen un nuevo hito para las pacientes con cáncer de mama hormonosensible. Por lo que ha recordado que “la inmunoterapia va a jugar un importante papel en el futuro para las pacientes triple negativo“.

En el diagnóstico molecular en cáncer de mama, cada paciente presenta un tipo concreto de tumor con sus propias alteraciones moleculares indica la Dra. Lluch. “En diagnósticos moleculares hemos tenido avances importantísimos, pudiendo definir perfiles moleculares y saber qué tratamientos o grupos de tratamientos pueden ser los más adecuados”, ha concluido.

Noticias complementarias