Inicio ASP María Victoria Acero (Bodegas Habla): “Entendemos el vino como un alimento cardiosaludable”

María Victoria Acero (Bodegas Habla): “Entendemos el vino como un alimento cardiosaludable”

..Redacción.
Trujillo no era tierra de buen vino hasta que apareció Habla. Son 200 Hectáreas de tierra difícil, una finca de pizarra, poco fértil y exigente. Al no recibir suficiente agua la cepa lucha por sobrevivir y se esfuerza por encontrarla ella misma. Así la uva expresa el aroma de donde está plantada y la tierra obliga a sacar lo mejor de cada cepa dotando a cada variedad de uva de una fuerte personalidad para producir unos vinos únicos. Es lo que en la propia bodega llaman “la mística de la esencia”. María Victoria Acero es la cara visible de Habla. Ella cuenta a iSanidad, con gusto, la historia, el porqué del nombre, la realidad de un bodega que es muy exigente consigo misma.

Habla ya ha logrado hacerse un hueco en el mercado, ¿qué tiene de especial un vino que rompe la tradición y además es extremeño?
Pues, precisamente es eso, es la tradición que se espera encontrar en Extremadura adoptada y conjugada con las ciencias. Para que nos entendamos fácilmente, la viticultura, la analogía, el campo marcado no se tiene que hacer desde hace siglos en un vino. Y en este caso Habla se ha convertido en un “vamos a aprovechar la ciencia para optimizar los recursos que tenemos en nuestro entorno”. Es ciencia y tradición, en definitiva, ese es el contenedor de Habla.

Habla es ciencia y tradición

¿Qué tiene que ver Miguel Angel que es el genio del renacimiento con Habla?
La leyenda de Miguel Angel nos sirvió para alumbrar a Habla. Cuenta la leyenda que Miguel Angel fue el encargado de hacer el mausoleo del Papa Julio II. Iba a contener unas 40 esculturas aproximadamente. Quedándose sin recursos, aseguró que ya no podía hacerlo. En un momento de arrebato dijo que él iba a hacer una única escultura de ese mausoleo, que iba a ser la obra central, un Moisés. Según la leyenda, cuando terminó de esculpirlo, viendo que era tan realista y que había superado todas sus expectativas, le golpeó con el martillo en la rodilla y le dijo “Habla”, como si lo único que le faltara a esa escultura era darle la propia vida. Y a partir de ahí, es como surge el nombre de Habla: esa superación de que cada año debe servir para sumar. La experiencia tiene que servir siempre para sumar no para restar.

La leyenda del Moisés de Miguel Angel es una figura en la que se inspira Habla 

Tanto es así que algún año no habéis sacado vino
Exactamente, precisamente cuando consideramos que no tiene la calidad suficiente en nuestro viñedo porque las condiciones no han sido las óptimas o las que queríamos, preferimos no salir al mercado. Nos aguantamos para volver en el momento en el que podamos seguir manteniendo la línea ascendente de siempre.

Entrada bodegas Habla

¿Cuáles son los mejores vinos que tenéis y cómo hay que tomarlos?
En esto soy muy clara, si no hay hijo favorito, no hay vino favorito. Hay un vino para cada momento, de hecho, hacemos ediciones limitadas. Nuestro vino es de gama alta, son ediciones numeradas desde el número uno a veintiuno o veintidós que son los últimos que tenemos en el mercado. Tenemos “Esencia”, que es el top de nuestros vinos, y es un vino muy especial que se seleccionan de una forma muy delicada en el viñedo. Está “Duende”, “Habla del silencio”, “Habla la tierra”, nuestro “ jovencito”, nuestro blanco “Habla de ti”…Al final, cada uno de los vinos, incluyendo los proyectos que tenemos en Francia, -RITA, rosé de Provence, y el champagne MOSES- son especiales.

“Si no hay hijo favorito, no hay vino favorito”

¿Cómo hay que tomarlo? Al final tenemos que ser muy claros, y es que el consumidor tiene que atreverse a beberlos como él quiere. Las recomendaciones son muy importantes, las que nos da cada bodega, pero no olvidemos de cómo cada uno quiere disfrutar los vinos.

Desde Habla ¿cómo recomiendan el consumo del vino: moderado, suave, siempre que se pueda?
Hay una cosa importante, y es que nosotros, de hecho, estamos bajo el paraguas de wine in moderation (vino siempre en moderación). Pertenecemos a la Federación Española del Vino (FEV) y al Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). Además, lo entendemos como alimento, no como bebida, porque es cardiosaludable. Pero siempre moderación, por supuesto.

María Victoria Acero: Entendemos el vino como un alimento cardiosaludable

¿Ha afectado mucho la crisis del coronavirus a la bodega?
Desgraciadamente afecta, es inevitable, además, a todos los niveles. Para nosotros la hostelería es muy importante y nos ha tocado ahora aprender a pelear para llegar a ese consumidor final. El mundo online, antes se trabajaba, pero ahora ya es imprescindible absolutamente. Por supuesto, tenemos la gran suerte de que Habla y los distribuidores o importadores, con los que hemos trabajado siempre, somos una familia desde hace muchos años. Al final nos toca estar al 100% con ellos, incluso en estos momentos tan difíciles. Pero sí, desgraciadamente afecta, es inevitable. Creo que a todos a algún nivel nos toca de cerca.

La crisis, desgraciadamente, nos afecta, “es inevitable”

¿Qué es “Sol del silencio”?, ¿ahora aceite?
Sí, formaba ya parte de nuestro ADN, y si hay que ser sincero, era cuestión de tiempo. Dentro de nuestras instalaciones tenemos 200 hectáreas de vid, pero también tenemos parcelas de olivos. Teníamos algo de ganas, estábamos aprendiendo a hacerlo. Finalmente, en diciembre del año pasado vio la luz con “Sol del silencio”. Es un aceite 100% Picual, un alimento de Extremadura y por lo tanto es algo muy especial. Significa para nosotros atrevernos a hacer algo fuera de nuestro camino habitual, que es el vino, y por supuesto, con una calidad equiparable a lo que hacemos en Habla.

Compartir