Inicio ASP La combinación de nuevos fármacos abre una nueva etapa en el tratamiento...

La combinación de nuevos fármacos abre una nueva etapa en el tratamiento de la hepatitis crónica C

Compartir

Pese a que los actuales inhibidores de la proteasa del virus de la hepatitis C (VCH) comercializados en España han supuesto un gran avance en el tratamiento de la hepatitis crónica C genotipo 1, se está produciendo un cambio de paradigma en el tratamiento con el desarrollo de nuevos fármacos que actúan frente a nuevas dianas del virus, de forma oral y acortando los tiempos de medicación que se tenían establecidos hasta ahora, según ha afirmado el doctor Enrique Ortega durante la primera jornada del IX Congreso de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de la Comunidad Valencia (SEICV).

El doctor Ortega se ha mostrado muy esperanzado ante estas nuevas formas de tratamiento, que están todavía en fase de prueba, y que actúan frente a nuevas dianas del virus. En concreto, ha señalado que el Sofustavir “es un fármaco muy prometedor que actúa frente a la polimerasa y además actúa frente a distintos genotipos del VHC”. “Los ensayos clínicos que se han efectuado hasta la fecha –ha apuntado- muestran una gran actividad cercana al 100% en pacientes denominados “naives”, que son aquellos que nunca habían sido tratados o en los que la infección se reactivó después del cese del tratamiento”. En estos casos el fármaco se ha utilizado en combinación con otros inhibidores de la NS5A pero sin usar el Interferon, por todas las complicaciones que conlleva. 

Aunque la hepatitis C aguda es una enfermedad de declaración obligatoria, no sucede lo mismo con la hepatitis crónica, por lo que es difícil saber el número de afectados en la Comunidad Valenciana, según ha explicado el doctor Ortega. Es importante resaltar que la evolución en los últimos años ha sido positiva gracias al mejor conocimiento de la enfermedad y a los fármacos de los que disponemos activos frente a este virus”.

Sobre la incorporación de dos nuevos medicamentos para el tratamiento del VHC, el Telaprevir y el Boceprevir, el doctor Ortega ha afirmado que han supuesto un aumento del 10-15% de la respuesta viral sostenida con respecto a  los tratamientos clásicos con Interferon y Ribavirina. Además, el uso de estos fármacos ha conseguido rescatar   a prácticamente la totalidad de los pacientes denominados “recaedores” (los pacientes que recaen tras el cese del tratamiento) que utilizaban el  tratamiento  clásico.