Inicio ASP La subida del IVA supondría una quiebra para el 53% de los...

La subida del IVA supondría una quiebra para el 53% de los hospitales

Compartir

Lola Granada
Un informe elaborado por el IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad), después que España se vea obligada por la Unión Europea a subir el IVA de materiales y productos sanitarios por haber incumplido las obligaciones de la Directiva Europea, tendrá un impacto  “altamente perjudicial” en el sector sanitario privado, que prevé un aumento de los costes y podría afectar a más de 20.000 puestos de trabajo en el conjunto de hospitales privados que hay en España

La subida del IVA del 10% al 21% está prevista para equipos de alta tecnología, productos sanitario de uso común en centros sanitarios , prótesis y complementos como sillas de ruedas, muletas, etc siempre que no sean destinadas para personas minusválidas.

Para juan Abarca, Secretario General del IDIS  “esta medida afecta especialmente a la sanidad privada, pero como se vaya al garete, también repercutirá en la pública, que no está especialmente bien en este momento y recibiría parte de los pacientes que hasta ahora están siendo atendidos en los hospitales privados”. Esta subida conllevará un incremento de los costes de cada hospital privado de más de 172.000 euros de media al año, lo que equivaldría al 1,08 por ciento de sus ingresos anuales.

Esta subida haría que 85 de los 462 hospitales privados que hay en España entren en márgenes negativos, y habría que sumar alrededor de 160 más que no podrían superarlo”. Esto supondría que 20.000 profesionales, un 20% de las plantillas, tendrían problemas para mantener su actual puesto de trabajo.

El sector asegurador tendrá que verse también afectado porque tendrían que soportar la subida. Las primas que pagan los asegurados se incrementarían en un 3%.

Retrasar la puesta en marcha
El sector sanitario propone retrasar la aplicación de la sentencia europea “hasta que se modifique expresamente el texto de la vigente Ley del IVA”, y adaptar dicha normativa “para que haya un número máximo de bienes y prestaciones de servicios que tengan cabida dentro de los conceptos posibles de continuar al tipo reducido”. El IDIS se apoya en esta afirmación porque la “Directiva Europea del IVA permite la aplicación del tipo reducido a los ‘productos farmacéuticos’ y a los equipos médicos, aparatos y instrumentos utilizados por ‘minusválidos’ sin desarrollar tales conceptos”, por lo que hay incertidumbre en los productos específicos tienen cabida de continuar al tipo reducido.