Inicio ASP La Medicina Estética exige una regulación nacional

La Medicina Estética exige una regulación nacional

Compartir

En el IX Congreso Europeo de Medicina Estética celebrado en Madrid surgen, de nuevo, las dudas sobre esta ¿especialidad? Se han tratado muchos temas, íntimamente relacionados con las distintas especialidades de la medicina: la psiquiatría, la dermatología, la endocrinología, la odontoestomatología, cirugía maxilofacial. No está claramente definido cuál es el límite con el resto de los ámbitos médicos.

“La medicina estética no tiene regulación y la poca que hay es contradictoria. Lo razonable sería tener, más que una normativa autonómica, una de ámbito nacional que lo regulara todo. Sería la única manera de ofrecer garantías al usuario y de evitar diferencias entre las comunidades autónomas”. Dr. López-Pitalúa, médico estético

Actualmente la regulación de la Medicina Estética es diferente en cada comunidad autónoma, y como explica uno de los participantes del congreso, debería existir una regulación de ámbito nacional, y no 17 locales que provocan unas grandes diferencias entre unas comunidades y otras. Tenemos el ejemplo de Castilla la Mancha, que es la única comunidad autónoma donde existe una orden para regular el desarrollo de la Medicina Estética, que no sólo detalla los requisitos que los centros tienen que cumplir para abrir sus puertas, también regula los tratamientos y qué condiciones mínimas debe tener el personal que las realiza. Otras comunidades como Aragón, también tienen una regulación, pero solo para los Centros Estéticos.

También hay diferencias con los propios Colegios de Médicos, mientras en algunos se exige realizar un máster para poder ejercer, en otros donde basta con ser licenciado en Medicina o es necesario haber superado los criterios de baremación del propio Colegio para obtener un visado de capacitación en el ámbito de la estética, valorándose además la experiencia. En alguno como el de Baleares, no se reconoce la especialidad de Medicina Estética.

La Sociedad Española de Medicina Estética, SEME, dispone de un Libro Blanco  que recoge todos y cada uno de los procedimientos que se pueden realizar en un centro de Medicina Estética. Pero lo curioso es que no en todas las comunidades se pueden realizar los mismos tratamientos, “el plasma rico en plaquetas” es una técnica de rejuvenecimiento que está autorizado en Madrid y no en Andalucía”

En el congreso se han abordado tratamientos nuevos, que incluso los propios médicos se cuestionan por si son eficaces o simples “tomaduras de pelo”. Los pacientes están en sus manos, se fían de los médicos y por eso los Colegios de Médicos deberían participar en la regulación de esta medicina. Muchos pacientes prefieren pagar un poco más a cambio de la garantía que le ofrece el centro y el hecho de estar atendido por especialistas médicos.

Lo cierto es que en el último año se ha detectado un aumento del 20% del número de clínicas de Medicina Estética, a pesar de que no se estén generando más ingresos. Para el sector es un grave problema que los precios estén bajando para adaptarse a las circunstancias actuales porque luego cuesta mucho volver a los precios iniciales, se corre el riesgo de  bajar la calidad del producto y, por tanto, la eficacia y la confianza. La falta de empleo por los ajustes de la sanidad pública son otro factor que provoca la apertura de nuevas clínicas de estética.