Inicio ASP El 75% de las técnicas invasivas realizadas en Europa para el diagnóstico...

El 75% de las técnicas invasivas realizadas en Europa para el diagnóstico de la enfermedad coronaria se podrían evitar

La enfermedad coronaria aterosclerótica es uno de los principales problemas de salud pública y que más recursos consume en los sistemas sanitarios de Europa. Hasta ahora, no se disponía de un abordaje claro para su diagnóstico ni se habían establecido las técnicas de imagen más adecuadas para cada caso concreto, lo que ha incrementado el gasto sanitario europeo. Con el fin de corregir esta tendencia, se puso en marcha hace tres años el estudio EVINCI (EValuation on INtegrated Cardiac Imaging), diseñado por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) -www.escardio.org/evinci-, cuyos resultados preliminares, presentados hoy en el encuentro internacional final de EVINCI celebrado en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, demuestran que el 75 por ciento de las pruebas invasivas que se realizan para diagnosticar esta enfermedad se podrían evitar. Y es que, el estudio ha determinado que la prevalencia de la enfermedad coronaria arterosclerótica en pacientes con síntomas de dolor de pecho es más baja de lo que se esperaba en Europa.

De esta forma, EVINCI, un proyecto europeo multi-céntrico en el que han participado 9 países europeos y 17 centros, tres de ellos españoles (el Hospital Vall d’Hebrón, el Hospital Clínico San Carlos y el Hospital Universitario Ramón y Cajal), revela cuáles son las mejores estrategias coste-eficaces para el diagnóstico de pacientes con posible enfermedad coronaria arteroesclerótica. “En el contexto económico actual, con unos recursos limitados, es de vital importancia saber cuál es el abordaje más efectivo y, a la vez, más eficiente para poder llegar al diagnóstico de nuestro paciente”, afirma el doctor José Luis Zamorano, coordinador en España del estudio y jefe de Cardiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

Necesidad en Cardiología
En los últimos 20 años, la mortalidad por enfermedad cardiovascular ha disminuido gracias a la efectividad de los tratamientos para los síntomas coronarios agudos y a una mayor prevención. Sin embargo, existe actualmente una mayor prevalencia de la enfermedad arterial coronaria crónica e insuficiencia cardiaca en Europa, principal motivo de pérdida de calidad de vida y dependencia de los servicios sanitarios.

Esto provoca que el Sistema Nacional de Salud tenga que atender a más pacientes con posibilidad de padecer esta enfermedad, por lo que se requieren un diagnóstico y tratamiento eficaces. “Existía una necesidad en Cardiología, ya que disponemos de multitud de pruebas diagnósticas, pero desconocemos qué prueba o combinación de pruebas pueden ser más adecuadas para cada paciente, de ahí la importancia del estudio EVINCI”, explica el doctor Zamorano.

Además, en Europa y EEUU, la mayoría de los pacientes son sometidos directamente a procedimientos invasivos, como el cateterismo (técnica invasiva y expuesta a complicaciones graves) sin pasar previamente por las pruebas de detección no invasivas. “Hasta ahora los estudios clínicos se habían centrado principalmente en los procedimientos de forma individual, y no en compararlos todos de forma combinada. Con este estudio podemos elegir el método más adecuado para cada paciente”, explica el doctor Danilo Neglia, director del estudio EVINCI y de la Unidad PET-TAC del Instituto de Fisiología Clínica de Pisa, Italia.

De hecho, la enfermedad coronaria obstructiva está presente en menos del 40 por ciento de los pacientes a los que se les realiza una angiografía coronaria invasiva (examen de diagnóstico por imagen), según los datos de los últimos registros internacionales. “Por lo tanto, es obvio que es necesaria una mejor selección de los pacientes de alto riesgo mediante pruebas no invasivas, ahorrando así la realización de pruebas innecesarias, costosas, arriesgadas e inapropiadas”, sostiene el doctor Neglia.

Estudio EVINCI
El estudio ha durado tres años y se ha realizado en casi 700 pacientes de entre 30 y 75 años (el 38 por ciento de ellos mujeres) con dolor crónico de pecho y con una probabilidad de padecer enfermedad coronaria arteroesclerótica del 60 por ciento. Los pacientes fueron seleccionados de 17 centros hospitalarios diferentes en Europa y sometidos a técnicas de imagen no invasivas de diagnóstico, basadas principalmente en imágenes cardíacas y, en los que se consideró apropiado, se realizó un cateterismo como método de referencia para definir la relevancia y alcance de la enfermedad coronaria.

Al mismo tiempo, el estudio comparó las diferentes estrategias no invasivas por su precisión diagnóstica, coste y riesgos potenciales. Este diseño de estudio se corresponde con el impulso de llevar a cabo una investigación de efectividad comparativa en Europa. En cada paciente, la anatomía coronaria se evaluó mediante TC multicorde (ya sea SPECT o PET). Los efectos de la isquemia miocárdica fueron evaluados por cualquiera de las imágenes por resonancia magnética o la ecocardiografía. 

Los datos del estudio terminaron de recogerse el 15 de junio, y su análisis muestra que la probabilidad de padecer enfermedad coronaria arterosclerótica en los pacientes con síntomas de angina de pecho está sobreestimado. La media estimada de probabilidad de enfermedad en los pacientes estudiados es del 60 por ciento, cuando la prevalencia real de la enfermedad según confirmó el cateterismo cardíaco y revascularización era de solo el 25 por ciento.

El coste y los riesgos potenciales de cada procedimiento, así como la percepción de los pacientes de su estado de salud, están siendo evaluados en un análisis de salud económico que comparará cada estrategia de diagnóstico. “El estudio EVINCI tenía la intención de comparar las diferencias entre los procedimientos, pero es probable que aporte datos que reflejen una gran variabilidad de costes para el mismo procedimiento en los distintos países europeos. Además, se ha creado un gran banco europeo digital para imágenes multimodales cardiovasculares y un banco biológico de muestras de sangre que serán relevantes no sólo por los resultados del estudio EVINCI, sino también para futuros estudios y propósitos educativos”, sostiene el doctor Neglia.

EVINCI ha recibido financiación de la Comisión Europea dentro del Séptimo Programa Marco (7PM) de Investigación y Desarrollo Tecnológico. Este es el principal instrumento de la UE para financiar la investigación en Europa y se extenderá desde el período 2007-2013. El 7PM está diseñado para responder a las necesidades de empleo de Europa, la competitividad y la calidad de vida. EVINCI ha sido fruto de un esfuerzo de colaboración entre 20 socios -los 17 centros clínicos, el CES, el Consejo Nacional de Investigación Italiano (CNR) y la Consultoría de la FQ en Milán-.

EduCAD
Un resultado importante del estudio es eduCAD, una nueva herramienta web para la difusión de los datos y enfoque del estudio EVINCI que tiene como objetivo mejorar la formación de los jóvenes cardiólogos a la hora de elegir la mejor prueba de imagen para el diagnóstico de la cardiopatía isquémica.

EduCAD está basado en casos clínicos seleccionados a partir del estudio EVINCI y contiene los resultados de múltiples estudios realizados con pruebas de imagen no invasivas y angiografía coronaria de cada paciente. Está disponible en www.escardio.org/educad. “En última instancia, eduCAD debería ayudar a los cardiólogos a elegir a la primera la prueba diagnóstica más adecuada, lo que reducirá el uso de pruebas innecesarias, ahorrará dinero y mejorará la calidad de vida de los pacientes”, concluye el doctor Neglia.