Inicio ASP Alrededor de un millón de personas en España siguen una terapia anticoagulante...

Alrededor de un millón de personas en España siguen una terapia anticoagulante oral en la actualidad

Compartir

En España hay actualmente un millón de personas que siguen una terapia anticoagulante oral; de ellas, cerca de 700.000 reciben tratamiento crónico y el resto uno temporal, en función de la necesidad que presenten de mantener los niveles de coagulación adecuados y de la causa de su problema.

Son datos aportados por la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC), que el próximo sábado 29, y coincidiendo con el Día Mundial del Corazón, celebra en Madrid la 1ª Jornada de Formación a Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares, en colaboración con el Ayuntamiento de Valdemorillo y Boehringer Ingelheim, esta última en línea con su compromiso con la educación sanitaria de los pacientes crónicos.

La Jornada, que contará con la inauguración de Pilar López Partida, alcaldesa presidente de Valdemorillo, Antonio Alemany López, director general de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y Juan Manuel Ortiz Carranza, presidente de AMAC, se centrará en esta primera edición en ofrecer a los pacientes anticoagulados un programa de formación para que asuman un rol responsable y activo sobre su enfermedad y tratamiento.

Dadas las complicaciones que conllevan los tratamientos anticoagulantes tradicionales, y conscientes de que la información es prevención, médicos, farmacéuticos y otros profesionales sanitarios darán a los pacientes anticoagulados las claves para una buena gestión de su enfermedad.

Ortiz Carranza explica que “hay un gran número de pacientes bajo tratamiento anticoagulante porque numerosas patologías pueden derivar en ictus, como la fibrilación auricular, un ictus previo, la presencia de prótesis mecánicas en el corazón, alteraciones genéticas y otras enfermedades asociadas a un riesgo de trombosis”. En todos estos casos, señala Ortiz Carranza, “la participación activa de los pacientes con formación e información sobre su patología mejora su salud, su calidad de vida y su respuesta a la enfermedad. Este cambio será lento pero progresivo y las asociaciones de pacientes son fundamentales en esta tarea de concienciación”.

Boehringer Ingelheim sigue una línea de colaboración muy estrecha con los grupos de pacientes, basada en la educación sanitaria de los pacientes crónicos, en este caso los anticoagulados, para promover una actitud responsable sobre su enfermedad y su tratamiento. Un mayor conocimiento por parte de los pacientes puede favorecer un mejor diagnóstico y mejorar el cumplimiento con su medicación, reduciendo así riesgos.