Inicio ASP Es necesario actuar de forma corresponsable para abordar el tratamiento de la...

Es necesario actuar de forma corresponsable para abordar el tratamiento de la Esclerosis Múltiple

Compartir

Ayer tuvo lugar la segunda sesión del ciclo ‘Crisis económica y oportunidad de aprendizaje: Corresponsabilidad Profesional. Reflexiones sobre la Esclerosis Múltiple’, organizado por la Fundación Pharmaceutical Care, con el apoyo de Biogen Idec. “La situación actual de crisis plantea la necesidad de actuar de forma corresponsable para abordar el tratamiento de la Esclerosis Múltiple (EM). Este es el eje sobre el que gira el ciclo que estamos llevando a cabo”, explica el Dr. Borja García de Bikuña, presidente de la Fundación Pharmaceutical Care.

Por su parte, Beatriz Perales Zamorano, directora de Relaciones Institucionales y Acceso al Mercado de Biogen Idec, comenta: “Creemos que en estos momentos es fundamental que todos los decisores se pongan de acuerdo para llegar a un consenso y unificar esfuerzos. Por esto, Biogen Idec ha apoyado este encuentro”.

A lo largo de estas sesiones, en un ambiente multidisciplinar, neurólogos, farmacéuticos de hospital y miembros de los equipos de dirección de centros hospitalarios, han debatido sobre cuál es el tratamiento y abordaje más eficientes de una patología grave y de gran impacto social como es la Esclerosis Múltiple.

Concretamente, durante la sesión de hoy, titulada ‘Evidencia disponible y los comportamientos’ se ha debatido sobre la influencia de la evidencia científica en el tratamiento y manejo de la EM, así como aspectos relacionados con el comportamiento y la comunicación.

Punto de vista del neurólogo
Durante la sesión, el Dr. Xavier Montalbán, jefe de Neurología / Neuroinmunología y director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (Cemcat), Hospital Universitario Vall de Hebrón, dio su punto de vista como neurólogo. En este sentido explicó que “los neurólogos somos los experto que conocemos las necesidades del paciente y evaluamos todas las opciones de tratamiento de cara a tomar la mejor decisión, en conjunto con el paciente. Además, en estos momentos de crisis económica, el neurólogo es, o debe ser, un gestor óptimo de recursos, evaluando en todo momento el coste-beneficio que supone el tratamiento sin perder de vista la eficacia”.

Al hilo del título del ciclo, el Dr. Montalbán señala: “Hoy en día es clave que todos intentemos hacer un uso responsable de los recursos y la corresponsabilidad profesional es una prueba de ello.  Me parece que da oportunidades al paciente y a su médico para convertir la práctica clínica en una práctica responsable, demostrando un compromiso a largo plazo”.

Respecto a las mejoras necesarias en los tratamientos, “en mi opinión, los pacientes están bien tratados, pero se debería mejorar que tengan acceso a todas las opciones de tratamiento existentes, y que estas no se reduzcan por problemas de coste”, señala el Dr. Montalbán.

“Así, -añade- para que un paciente esté bien tratado es fundamental mantener con ellos una buena comunicación y que las decisiones de los tratamientos sean compartidas con ellos. Por eso, es primordial que todos los decisores, neurólogos, farmacéuticos y gerentes de hospitales, autoridades sanitarias, asociaciones de pacientes y pacientes hagamos un uso eficaz de los tratamientos”.

Punto de vista del farmacéutico
En palabras de la Dra. Olga Delgado, jefa del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Son Espases, “el papel del farmacéutico de hospital en el tratamiento de los pacientes comienza con la evaluación de los medicamentos disponibles, su posicionamiento en la terapéutica y selección para su uso en el hospital. Para ello, nos basamos en los datos de eficacia comparada, en la seguridad y en la eficiencia de los mismos”.

Además, “participamos en la valoración de la indicación adecuada del tratamiento, el cumplimiento de los criterios establecidos y la información al paciente para su correcto uso, fomento de la adherencia y prevención de posibles efectos adversos. Así, el farmacéutico de hospital asume, junto con el resto del equipo asistencial, el compromiso profesional de contribuir a lograr el máximo éxito del tratamiento”, explica la Dra. Delgado.

Ante la continúa aparición de nuevas aportaciones terapéuticas, la Dra. Delgado expone: “es necesario valorarlas para saber qué aportan en relación a las ya existentes, puesto que la evidencia disponible siempre conlleva incertidumbre”.

“Precisamente, –señala la experta- en estos momentos no todas las decisiones son uniformes, por lo que pueden darse desigualdades en el acceso a determinados tratamientos, y esto es algo que debemos evitar. Por ello, el Servicio de Farmacia debe ser más un gestor de recursos y menos administrativo”.

Punto de vista de los equipos directivos
Por su parte, el Dr. Fernando Mejía, director médico del Hospital 12 de Octubre, subraya: “la implicación de los equipos directivos en la obtención de resultados en salud debe ser máxima. De hecho, el análisis a realizar en patologías de etiología desconocida, pronóstico incierto y a veces, espontáneo, y cuyas intervenciones terapéuticas actuales tendrán resultados a largo plazo, es complejo”.

Respecto a la contribución por parte de los facultativos para la mejora de la gestión de los tratamientos en EM, el Dr. Mejía comenta: “el uso de los protocolos que favorecen un inicio terapéutico precoz debe ser igual de riguroso que el que se haga cuando se ha de realizar un cambio terapéutico, incluido el de la retirada de la medicación cuando se constate fracaso evidente de la misma en los protocolos de uso definidos. Sólo así podremos tener acceso a nuevos tratamiento que, aunque generalmente más costosos, han de hacerse sostenibles econonómicamente, favoreciendo la sustitución terapéutica y no la aposición terapéutica”.