Inicio ASP Baja un 40% en los últimos cinco años la mortalidad por ictus

Baja un 40% en los últimos cinco años la mortalidad por ictus

Compartir

Alfonso González
La mejora de la atención sanitaria es el principal motivo del descenso de la tasa de mortalidad por accidentes cerebro vasculares. El Sistema de Información de Vigilancia de la Salud del Sistema Sanitario Público de Andalucía ha revelado que la mortalidad ha descendido en un 38% para los hombres y un 42% para las mujeres.

Un comunicado de la Consejería de Salud ha recordado que se produce un caso cada 30 minutos y que tiene una incidencia de 163,4 episodios al año por cada 100.000 hombres y 98,6 por 100.000 mujeres. Estos valores también han descendido en los últimos cinco años en la región en un 11% en los hombres y en un 10% en las mujeres.

El ictus es una patología que supone la tercera causa de muerte en los países occidentales y la primera causa de invalidez en España.

La patología del ictus es difícilmente identificable y además requiere de una rápida actuación para reducir los efectos secundarios y la mortalidad, y garantizar una correcta recuperación. La urgencia de la actuación sanitaria se convierte en esencial para administrar los cuidados en relación a la gravedad de su situación.

El factor que determina la eficacia del tratamiento (fibrinolisis) en estos pacientes es que éste se aplique entre los 90 y 120 minutos posteriores al inicio de los síntomas. El estudio de investigación “Teleictus en movilidad“ está analizando los beneficios de una evaluación con medios audiovisuales desde el domicilio de los pacientes cuando son atendidos por los servicios de emergencias

Entre otros muchos síntomas las personas que sufren ictus pueden ver alterada  la capacidad de habla, por eso se ha iniciado un estudio que de investigación dirigido a evaluar la utilidad de ayudas basadas en dispositivos de lenguaje no verbal con elementos de apoyo como dibujos o ilustraciones adaptados orientado siempre a facilitar al paciente la comprensión de lo que les ocurre para mejorar su percepción de seguridad.