Inicio ASP Los pediatras apuestan por la formación de los médicos residentes

Los pediatras apuestan por la formación de los médicos residentes

Compartir

Por segundo año consecutivo, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), ha organizado el 2º Curso Práctico AEPap para residentes de Pediatría de toda la geografía española. Entre hoy y mañana, unos 40 alumnos tendrán la oportunidad de recibir formación, tanto teórica como práctica, de algunas de las patologías más comunes en la población infantil.

Según las Dras. Juan María Ledesma e Itziar Martín, coordinadoras del curso y pediatras de AP, “los principales objetivos son que el residente conozca los aspectos asistenciales propios de la Pediatría de AP y las diferencias y coincidencias entre la pediatría de AP y la Atención Hospitalaria. Además, también es fundamental que se afiance la necesidad de la continuidad asistencial entre ambos niveles y que aprendan el manejo las herramientas formativas específicas de las que se dispone en AP”.

Para Rafael López, que asistió como residente al primer curso práctico de AEPap y ahora es pediatra de Atención Primaria,  “esta iniciativa es un claro acierto por parte de la AEPap y una apuesta por la formación de los residentes en el ámbito de la Atención Primaria (AP)”. 

 “Actividades como esta nos dan la oportunidad de conocer más sobre el mundo de la AP y de aprender de profesionales expertos, permitiéndonos descubrir otros puntos de vista e intercambiar experiencias”, explica el Dr. López. “Así, recibimos una formación teórica sobre temas que se actualizan continuamente, pero también práctica, mediante la utilización de vídeos o la evaluación de casos clínicos, donde siempre se fomenta la participación”, añade.

De hecho, según resalta, “en esta edición, la elección de los temas ha sido muy acertada, pues se trata de cuestiones que están a la orden del día en Atención Primaria. Por ejemplo, la incorporación de temas tan prevalentes e importantes como la enuresis y la dermatitis atópica, son novedosas y muy apropiadas para citas como esta”.
Motivaciones y demandas

“A pesar de que en ocasiones la Pediatría de AP se ha percibido como una sección monótona e incluso, aburrida, esta especialidad conlleva una atención integral al paciente, que te permite ser partícipe de su crecimiento y desarrollo, permitiendo una continuidad tanto del niño ‘sano’, como de aquel que presenta alguna patología”, explica este pediatra. Asimismo, destaca “la confianza que se genera en la relación médico-paciente y la implicación de ambas partes”.

Convocatorias de este tipo sirven para poner de manifiesto las demandas de este colectivo profesional, que pasan, en primer lugar, por posicionar la Pediatría de AP como pieza complementaria a la pediatría hospitalaria. Por otra parte, “luchamos porque las administraciones nos permitan llevar a cabo funciones sanitarias no sólo a nivel asistencial, sino también preventivo, socioeconómico-comunitario, formativo, docente e investigador”.

Además, incrementar el tiempo de consulta mínimo de 10 minutos por paciente, aumentar la duración de la especialidad de Pediatría de 4 a 5 años, así como situar a los pediatras en la posición que les corresponde sin que la Administración ponga trabas respecto a médicos generalistas o de familia, son otras de las demandas de estos profesionales sanitarios.

Contenidos del curso
El 2º Curso Práctico de AEPap para residentes de Pediatría tiene unos contenidos “eminentemente prácticos, incluyendo formación sobre actividades preventivas, detección de factores de riesgo y patologías prevalentes en las consultas de Atención Primaria, así como adquisición de habilidades que puedan ser útiles en la atención del niño y adolescente, siguiendo las directrices de la Guía para la rotación del residente de Pediatría por Atención Primaria”, explica la Dra. Ledesma.

El Curso se complementa con una plataforma on-line, “que funciona como un aula virtual donde los participantes del curso tienen acceso al contenido del programa, así como a una serie de actividades entre los que se incluyen casos clínicos y foros (20 horas de estudio on-line).”, añade la Dra. Martín. 

A través de la plataforma se realizan un “pre-test” y un “pos-test” al inicio y al finalizar el curso, con el propósito de que el alumno pueda objetivar los conocimientos y las habilidades adquiridas durante el mismo, así como una encuesta de satisfacción de los alumnos. En este sentido, según la Dra. Ledesma, “en la primera edición del curso, la valoración media  realizada  por parte de los residentes con los ponentes fue de 9,54 y de 9,54 con el programa científico.