Inicio ASP El 82% de los médicos considera “ineficaz” la privatización de la gestión...

El 82% de los médicos considera “ineficaz” la privatización de la gestión de la sanidad

Compartir

Una encuesta de la semFYC revela la insatisfacción de los profesionales sanitarios con las medidas de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid respecto a la privatización de la gestión de algunos hospitales públicos.

De la encuesta en la que han participado más de 3.000 profesionales sanitarios se extraen varias conclusiones muy significativas:

  • El 82% de los consultados considera “ineficaz” la privatización de la gestión de la sanidad pública, en virtud de las experiencias impulsadas en otros países
  • El 89,5% considera “mal o muy mal” la ley aprobada en la Comunidad de Madrid
  • El 96,7% de los profesionales sanitarios cree que pueden aportar soluciones para evitar la privatización de la gestión en esta comunidad
  • El 91,6% por dice apoyar la decisión de los directivos de los centros de salud de presentar su dimisión a la Consejería de Sanidad

“Son medidas absolutamente inadecuadas que ponen en peligro la viabilidad de un sistema público”, ha comentado Josep Basora, presidente de semFYC, en referencia a la privatización de la gestión impulsada por la Administración autonómica madrileña. Además, sostiene, “no vienen avaladas por ningún dato que permita inferir la mayor eficiencia del modelo que se propone ni tampoco tiene detrás ningún estudio económico que demuestre que va a haber algún ahorro”. De hecho, según ha insistido, “algunas experiencias previas en el entorno sanitario cuestionan seriamente la eficiencia de la gestión privada de los centros sanitarios públicos”.

Basora ha reclamado además una “mayor involucración” en la gestión clínica y, concretamente en el ámbito de la Atención Primaria, ha recordado que ya hay algunas experiencias que “ya funcionan” y “han alcanzado buenos resultados” que podían ser una alternativa para mejorar la gestión sin necesidad de su privatización.
Asimismo, defiende que su principal tarea han de ser los actos clínicos y, como consecuencia, deben “dedicar menos tiempo a las tareas burocráticas”, que actualmente ocupan el 25 por ciento de su jornada laboral.