Inicio ASP David Stuckler: “la austeridad ha sido un experimento enorme sin testar”

David Stuckler: “la austeridad ha sido un experimento enorme sin testar”

Compartir

El profesor de la Universidad de Oxford David Stuckler, autor de ‘La austeridad mata. El coste humano de las políticas de austeridad’ ha instado a las autoridades españolas a tratar el paro como una “pandemia”, ya que, a su juicio, el desempleo es el “principal riesgo” para la salud de la población.

Así lo ha señalado en la inauguración de las XXXIII Jornadas de Economía de la Salud, que bajo el título ‘Crisis y horizonte de reforma de los sistemas de salud’, organizadas por AES (Asociación de Economía de la Salud) que hasta el viernes congregarán en la capital cántabra a más de 400 expertos de más de una docena de países.

El objetivo de estas jornadas es dotar a los responsables de las políticas públicas de una base científica y técnica a la hora de adoptar decisiones en materia sanitaria.

En este sentido, Stuckler ha advertido de que  “la austeridad ha sido un experimento enorme sin testar”, que se está llevando a cabo en países como Reino Unido y España, donde quienes aplican estas políticas “suponen” que estas medidas ponen fin a la deuda y a las recesiones.

Frente a esto, el académico ha mostrado ejemplos en los que la supresión de algunas políticas públicas ha supuesto perjuicios para la salud de sus habitantes. Por ejemplo, en Grecia se ha registrado un  incremento en los casos de VIH y paludismo que, ha avisado, supondrán mayores costes económicos, y en Reino Unido se  constata una correlación entre el aumento de los suicidios y las políticas de recortes.

En el caso de España, se constata que el desempleo se encuentra asociado con cuadros de depresión, alcoholismo o ansiedad. En este sentido, Stuckler ha advertido de que en España se corre el riesgo de tener una generación de jóvenes en una situación vulnerable para su salud, con la consiguiente consecuencia económica.

De modo que Stuckler ha expresado que el riesgo de la austeridad “no sólo tiene que ver con los recortes”, sino con problemas como el paro, de salud o la vivienda.

El nuevo “new deal”
El profesor de la Universidad de Oxford, David Stuckler, quien subraya la importancia de estudiar el impacto sobre la salud, los “costes humanos”, de los recortes presupuestarios, ya que estas repercusiones sobre la salud “no son inevitables”. “El suicidio no tiene por qué ser el resultado”, ha aseverado.

Según ha enumerado, en Islandia las medidas han supuesto un cambio en los hábitos de los ciudadanos, provocando un descenso en los consumos de alcohol y tabaco, y un menor uso del coche, es decir, han mejorado su salud y reducido la mortalidad por accidentes de tráfico. Además, ha hecho hincapié en que estas medidas tampoco tienen resultados en la mejora de la economía, hasta el punto de que el propio FMI ha reconocido recientemente el error cometido con el fomento de la austeridad en el caso de Grecia.

En el otro lado, ha puesto el ejemplo de Estados Unidos, donde el rescate bancario fue acompañado de inyecciones a la economía y la creación de redes de seguridad, que supusieron que “poco a poco” la economía se recuperase.

Stuckler ha concluido su intervención con su plan para España y Europa, un plan “muy sencillo” que “ha funcionado en el pasado”, evocando el New Deal puesto en marcha en Estados Unidos tras la Gran Depresión (que además de reflotar su economía redujo los suicidios y la mortalidad infantil), y que tiene como principal premisa “no causar daño, ayudar a las personas a recuperar sus empleos e invertir en salud”.

Inauguración de las Jornadas
En la inauguración, el presidente de AES, Juan Oliva, ha explicado que el objetivo de estas XXXIII Jornadas de Economía de la Salud,  es identificar el conocimiento nuevo aprendido en estos tres próximos días, para “poder trasladárselo a las personas que toman decisiones”.

En su intervención, Oliva ha recordado que “mucho antes de que estallara la crisis” muchas voces apuntaban que “el sistema sanitario requería cambios estructurales”, en cuestiones como “identificar bolsas de despilfarro” y mejorar la coordinación entre sistemas, así como la necesidad de promover el buen Gobierno de la Sanidad y una mayor participación de los ciudadanos, lo cual requiere también una mayor transparencia de las instituciones.

Por su parte el presidente del Comité Organizador de las XXXIII Jornadas de Economía de la Salud, David Cantarero, ha recalcado que “lo importante son las personas y a ellas nos debemos” desde esta disciplina del conocimiento, que podrá transferir a la sociedad la importancia de su trabajo durante estos días, tal y como ha deseado.

Y el presidente del Comité Científico, Félix Lobo, ha destacado el gran “mérito” de alcanzar la trigésimo tercera edición,  ya que “no hay muchas comunidades científicas que duren tanto organizando eventos de estas características”.

Por su parte el rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, ha expresado su “satisfacción grande” por acoger  una reunión “importante” en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, y ha instado a “transferir todo lo que aquí vamos a generar”, porque “necesitamos de la reflexión y acciones concretas que puedan llevarse a cabo”.

El director gerente del Servicio Cántabro de Salud y director general de Ordenación y Asistencia Sanitaria, Carlos León, ha defendido el Plan de Austeridad del Gobierno regional en el año 2012, y ha recordado que la Consejería de Sanidad  tuvo que hacer frente a un “agujero sanitario” de 600 millones de euros que “amenazaba el presente y el futuro”.

El secretario general de la Consejería de Economía, Emilio del Valle, también ha resaltado la importancia de la celebración de estas Jornadas de Economía de la Salud, como demuestra el dato de que más del 50% del presupuesto del Gobierno de Cantabria está destinado a
Sanidad y Servicios Sociales.

Y finalmente, la concejala de Economía del Ayuntamiento de Santander, Ana González Pescador, ha subrayado la importancia de tener bases sólidas a la hora de adoptar decisiones políticas.