Inicio ASP “Sin la implicación de toda la familia los tratamientos de obesidad infantil...

“Sin la implicación de toda la familia los tratamientos de obesidad infantil no son eficaces”

Compartir

José Vicente Ferrer, doctor en medicina y especialista en cirugía general y aparato digestivo, considera imprescindible la implicación de toda la familia en aquellos casos en los que haya un miembro con obesidad moderada o severa (más de 20-30 Kg), y sea necesario aplicar un tratamiento integral de los hábitos nutricionales implicando a toda la familia en el mismo. 

Con esta afirmación, el responsable de la clínica Obesitas ha calificado de imprescindible la participación de la familia en los tratamientos contra la obesidad, teniendo en cuenta que los cambios de índole nutricional aplicados a un miembro familiar con sobrepeso han de hacerse extensibles a toda la familia, sin excepciones, evitando cocinar alimentos para unos y alimentos diferentes, para otros. 

Se trata de la terapia familiar de la obesidad, un método que contempla la aplicación de una serie de nuevas pautas en todas las fases de la alimentación y para toda la familia: desde la compra o selección al cocinado, la distribución de los alimentos a lo largo de todo el día, la frecuencia de las comidas, el tamaño de las raciones, etc. 

Las recomendaciones del Dr José Vicente Ferrer parten de la compra y selección de los alimentos. En este sentido recomienda comprar alimentos sin procesado industrial, reduciendo al minimo los alimentos empaquetados que contengan un etiquetado de composición nutricional, usando si es posible, métodos de cocina al vapor y evitando el añadido de grasas en el cocinado.

Cinco comidas al día
Para José Vicente Ferrer, es importante hacer cinco comidas al día, dos o tres de ellas más abundantes que las dos o tres restantes, que han de ser más ligeras. Lo idóeno, para evitar el sobrepeso y la obesidad, es comer cada 3 horas, alternando una comida más fuerte con una más ligera. Comiendo más veces, se come mejor y menos. 

José Vicente Ferrer ha recomendado los platos únicos, característicos de la dieta mediterránea, que contienen los nutrientes necesarios, acompañados de ensalada y fruta. Para José Vicente Ferrer, es conveniente huir de los formatos de primer plato, segundo plato y postre, poco recomendables por aportar más de lo necesario. 

En cuanto a las comidas, el responsable de la clínica Obésitas recomienda comer como se hacía antiguamente en los monasterios. Es decir: sentarse a comer con la mesa ya servida, en ambiente tranquilo y evitar las prisas.

Las raciones de los platos han de ser únicas, evitando en pan, y no se repite nunca. No se recomiendan los platos para compartir al centro de la mesa, pues favorece una mayor ingesta sin ser realmente conscientes de lo que se está comiendo. 

Ejercicio físico: también familiar
Teniendo en cuenta el papel que juega el ejercicio físico programado, como aspectyo clave para la solución de la obesidad, y lo frecuente que resulta que a los adolescentes (especialmente si son obesos) no les guste hacer ejercicio, José Vicente Ferrer también recomienda realizar las actividades físicas en familia, preferiblemente al aire libre, donde el niño obeso pueda participar como uno más, sin hacer alusión a que se hace por su bien, sino por el de todos los miembros de la familia.