Inicio Sociedades La sanidad privada madrileña obtiene un sobresaliente en atención hospitalaria

La sanidad privada madrileña obtiene un sobresaliente en atención hospitalaria

Compartir

Según el barómetro de la Sanidad Privada 2013 impulsado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), los madrileños dan una nota de 8,8 en atención hospitalaria durante el ingreso hospitalario. En el mismo estudio los servicios de urgencias obtienen una puntuación de 7,9, y las consultas, bien en atención primaria o especialista un 7,8.

También es muy llamativo el hecho de que el 70% de los asegurados suscribieron su póliza hace más de 5 años, lo que pone en evidencia la satisfacción de los asegurados con los servicios prestados por la sanidad privada. La rapidez en ser atendido es una de las ventajas de la sanidad privada y un 82% de los usuarios madrileños lo corrobora en el mismo informe.

Todos estos datos demuestran que la sanidad privada mantiene, a pesar de la crisis y de la situación sociopolítica a favor de la pública y contra la privada, una excelente imagen entre los usuarios madrileños. A este respecto, la atención y el trato recibido por el personal sanitario, la mayor agilidad y los menores tiempos de espera para la realización y obtención de pruebas diagnósticas, así como la información recibida sobre la enfermedad y el tratamiento son algunos de los ejemplos con los que se sigue identificando a los servicios de la sanidad privada.

Un 94% de los usuarios afirma haber utilizado los servicios de la sanidad privada en alguna ocasión y un 71% lo ha hecho durante el último año. A la vez es muy llamativo que el 90% de los entrevistados afirma utilizar la combinación de la sanidad pública y la privada, considerando la gran mayoría que ambos sectores (público y privado) tienen un nivel de profesionalidad similar.

El Barómetro ha mostrado que la sanidad privada tiene tres aspectos bien valorados: atención y accesibilidad, calidad del servicio y servicios generales. A este respecto, los asegurados valoran con un 7,4 los aspectos relacionados con la atención y accesibilidad; de hecho el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas o la obtención de resultados recibe puntuaciones de 7,8 de media. No obstante, también es importante analizar la valoración que los usuarios de la sanidad privada otorgan a la calidad del servicio. El trato recibido por el personal sanitario y la amplia cobertura de especialidades son los aspectos mejor valorados con un 8 y un 7,7 respectivamente.

Barometro de la sanidad privada 2013 IDIS
..Lola Granada