Inicio Opinión Los presupuestos de 2014 en Madrid generan” “inseguridad”

Los presupuestos de 2014 en Madrid generan” “inseguridad”

El estudio de los presupuestos de Madrid para 2014 y las diferentes declaraciones de los dirigentes tanto políticos como sindicales y sanitarios hacen ver que el próximo ejercicio no será el de la recuperación de puestos de trabajo para médicos en el SERMAS. De todas maneras con el proceso de externalización pendiente del veredicto de los jueces del TSJM cualquier previsión es ciertamente poco útil. En el caso de que se lleve a cabo el proceso tal como tiene previsto el gobierno regional de Ignacio González y Javier Fernández-Lasquetty se tendrán que hacer muchos movimientos de personal que afectará a sueldos, salarios y productividades.

Por un lado, desde la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se informa que no es cierto que se vayan a reducir más todavía los sueldos o los complementos a los médicos. En un comunicado se asegura que los complementos a la productividad, trienios y complementos de destino están ligados a los salarios, y solo la productividad variable va ligada al cumplimiento de los objetivos.

Desde el sindicato AMYTS se estima que el SERMAS contará en 2014 con unos 1.500 trabajadores menos, de los que más de 500 son médicos. Junto a estos datos se deben incluir los 170 eventuales contratados a jornada reducida, y todo influye en en el menor gasto de personal.

Por el lado político se denuncia desde el PSOE y desde UPyD que hay dudas por la falta de información de las cuentas de Sanidad del gobierno regional (un 45% del total del presupuesto de la Comunidad). “¿Qué pueden querer ocultar para que el Consejero de Sanidad no de cuenta públicamente de algo tan importante?” se preguntaba José Manuel Freire.

Si el objetivo es mantener en Madrid una red asistencial estable y de calidad se hace necesario que todos los profesionales que trabajan en ella mantengan ese mismo estatus estable y de calidad que se quiere trasladar a los pacientes. Parece que solo se sostiene la calidad y estabilidad por la vocación de servicio que tiene cada médico en su ADN, y estos momentos de absoluta “zozobra” por las políticas sanitarias empiezan a resquebrajar hasta los cimientos naturales de cada médico porque cada vez menos gente se siente segura en su puesto de trabajo.
..Alfonso González

Compartir