Inicio Colegios La Junta Directiva del ICOMEM se ve obligada a desautorizar a su...

La Junta Directiva del ICOMEM se ve obligada a desautorizar a su presidenta

La Junta Directiva del ICOMEM ha “retratado” públicamente la actitud de Sonia López Arribas en los últimos tiempos, que parece más orientada a la manipulación y los juegos políticos que a defender la profesión médica en Madrid que tanto está sufriendo. Un comunicado en la página web del Colegio deja claro que la división existente no es tal, sino que la Junta directiva se ha visto obligada a actuar contra la actitud de López Arribas porque va por libre. El resto de la Junta tiene la firme voluntad de “seguir defendiendo la dignidad del médico y la calidad de nuestra actividad profesional”.

El origen de este comunicado está en un correo electrónico publicado por Gaceta Médica en el que el marido de la presidenta, el Capitán de Corbeta de la Marina Española Joaquín Ruiz Escajedo, desvela desde un correo oficial del Ministerio de Defensa una parte de la estrategia conjunta con la Dra. Asun Rosado para que la OMC intervenga el Colegio de Médicos de Madrid.

El comunicado dice textualmente:

La Junta Directiva del ICOMEM ha tenido conocimiento de supuestas acciones realizadas por la Presidenta que indicarían una deslealtad hacia el resto de miembros de la JD, y por ende a toda la colegiación.

En concreto la posible participación de la Presidenta en una estrategia de finalidad desestabilizadora de la Junta Directiva en la que estarían participando algunos profesionales médicos e incluso personas ajenas a la profesión.

Por todo ello los ocho miembros restantes de la JD del ICOMEM queremos manifestar a todos los colegiados de Madrid los siguientes aspectos:

1. Hacemos público que la Dra. López Arribas ya no cuenta con la confianza del resto de la JD, la cual rechaza su forma de actuar, por considerar que supone un acto de deslealtad a los restantes componentes de este órgano directivo, a la Asamblea de Compromisarios y al colectivo de médicos de Madrid

2. El resto de la Junta Directiva tratará de esclarecer todos los hechos arriba mencionados, recurriendo, si fuera necesario, a la vía judicial.

3. Los ocho miembros restantes de la Junta Directiva nos mantenemos firmes en nuestro propósito de servir a los colegiados madrileños para seguir defendiendo la dignidad del médico y la calidad de nuestra actividad profesional y respetar las normas de funcionamiento de la Institución.