Inicio ASP Un tercio de los casos de cáncer de mama se diagnostican en...

Un tercio de los casos de cáncer de mama se diagnostican en mujeres de menos de 45 años

Compartir

En España 1 de cada 3 casos de cáncer mama es diagnosticado en mujeres menores de 45 años. Datos que muestran un ligero aumento que tiene su origen en los cambios sociales y culturales de las últimas décadas como el retraso de la maternidad, la dieta o el estrés. En concreto, del 65 por ciento de las mujeres estudiadas por el G rupo Español de Investigación en Cáncer de mama (Geicam) que recoge datos demográficos y terapéuticos de más de 10.000 pacientes con cáncer de mama en 35 hospitales durante el periodo 1998-2001 y su evolución hasta el año 2007, sólo un 5 por ciento fue madre antes de los 20 años, lo que se identificó con un menor riesgo de padecer cáncer de mama, mientras que cerca de un 14,4 por ciento de las mujeres dio a luz a su primer hijo ya cumplidos los 30 años. En este estudio se ha visto también que ha aumentado el diagnóstico en etapas menos avanzadas.

“La edad del primer embarazo es fundamental a la hora de prevenir este tumor”, ha comentado la jefa de del servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia y vocal de la Junta Directiva de GEICAM, Ana Lluch, quien ha alertado de que los tumores en las mujeres más jóvenes suelen ser más agresivos que en aquellas que ya no están en edad reproductiva.

El estudio revela que en los últimos diez años, el porcentaje de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama avanzado (estadio III) ha descendido un 3 %, al tiempo que ha aumentado un 15 % el número de tumores en fase más precoz (estadio I). Esto, junto con la mejora de las opciones de tratamiento complementario, ha supuesto un incremento de la supervivencia a cinco años del 75 al 87 %, una tasa por encima de la media europea y próxima a países como Francia o Suecia, ha explicado la doctora Marina Pollán, del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Esta investigadora ha insistido en que la supervivencia tiene muchos que ver con los estadios en los que se diagnostica el cáncer, de tal forma que las recaídas están muy ligadas a cómo estaba de extendido el tumor en su diagnóstico.

El doctor Martín ha incidido en la importancia de los test genéticos para evitar tratamientos innecesarios y recaídas, aunque su coste oscila entre los 2.000 y 3.000 euros y no todas las comunidades ofrecen esta prestación.A este respecto, la doctora Lluch ha señalado que estos test no hay que hacerlos a todo el mundo y solo un 15 % necesitaría someterse a ellos.
..Lola Granada