Inicio ASP La telemedicina ahorra costes pero falta saber quién paga

La telemedicina ahorra costes pero falta saber quién paga

Compartir

Dos recientes estudios publicados en Health Affairs han añadido nuevas evidencias al ahorro en hospitalizaciones y costes de la telemedicina. Uno de ellos se realizó en 6 residencias de ancianos de Massachusetts (Estados Unidos) y mostraba que la adopción de un servicio de telemedicina reducía las hospitalizaciones cerca de un 10%. La implementación del servicio de telemedicina costó 30.000 dólares y el ahorro en hospitalizaciones fue de 150.000$ al año, con lo que se conseguía un ahorro anual neto de 120.000$.

Otra investigación comprobó que el programa de telemedicina implantado por el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos consiguió una reducción del 25% en días de hospitalización y un 19% en admisiones hospitalarias. El número de pacientes atendidos no admite discusión sobre los resultados: 600.000 personas utilizaron la telemedicina y hubo 1,7 millones de consultas. Con esas cifras, el ahorro de costes supone millones de dólares al año. Por eso, no es de extrañar que el alcance de los servicios de telesalud en veteranos está creciendo en torno a un 22% al año . Además, ha emprendido un programa piloto que permite a los veteranos ingresar la información vital en una herramienta en línea que es accesible a través de los teléfonos móviles, tablets u ordenadores para ayudar a sus cuidadores a manejar las condiciones crónicas. También están desarrollando otro servicio que permite a los hospitales más grandes, con mejores recursos, proporcionar soporte remoto a las instalaciones más pequeñas.

A pesar de los ahorros que supone, el mayor obstáculo que plantea la telemedicina es saber quién la paga, como plantean los autores del estudio de las residencias. Éstas no se benefician de estos ahorros, sino las aseguradoras, en el caso de Estados Unidos. Y lo que todos los expertos apuntan es a la necesidad de cambiar el sistema de pago por servicio o acto médico al pago por valor. Y, ¿cómo medir la capacidad de un sistema para mantener sanos a los miembros de una población? En realidad, no es demasiado complejo desde el punto de vista tecnológico, a través del Big Data, del análisis de todos los datos asistenciales a nivel colectivo e individual. Sólo hace falta cambiar esquemas mentales y comunicar las ventajas de la telemedicina.
..Carlos Mateos