Inicio ASP El 25% de los trasplantes que se realizan en España son de...

El 25% de los trasplantes que se realizan en España son de hígado

Compartir

@Aproximadamente el 25% de los trasplantes que se realizan en España son de hígado, lo que supone más de 1.000 operaciones anuales”, comenta el doctor Fernando Pardo, presidente de la Sociedad Española de Trasplante Hepático. Tal es la importancia de este tipo de trasplantes que durante el III Congreso de la Sociedad Española de Trasplante celebrado en Valencia se han abordado temas como el tratamiento con nuevos antivirales de la hepatitis C pre y post trasplante, la problemática del hepatocarcinoma (un tipo de cáncer de hígado) o los trasplantes pediátricos (tanto de donante por partición como vivo). “Además, durante las mesas transversales también se ha abordado las nuevas perspectivas en inmunosupresión, la donación en asistolia o los trasplantes combinados de hígados y otros órganos”, añade el especialista.

El perfil del paciente que necesita un trasplante es aquel que padece una enfermedad hepática terminal, con una probabilidad de supervivencia inferior al año si no recibe el injerto”, comenta el doctor. Las causas más comunes de trasplante hepático son las cirrosis hepatocelulares, que representan más del 60% de indicaciones tanto de causa viral (post-hepatitis C especialmente) como de origen enólico; los hepatocarcinomas desarrollados sobre hígados patológicos y en una proporción mucho menor están las hepatopatías colestásicas, las metabólicas y las hepatitis fulminantes. “En el caso de los niños la causa más frecuente difiere de la de los adultos ya que son las malformaciones congénitas (atresia biliar) y las enfermedades metabólicas las patologías que necesitan de trasplante”, especifica el doctor Pardo.

Escasa oferta para una gran demanda
En el momento actual, el principal problema del trasplante hepático es la escasez de donantes en proporción al número de receptores. En este sentido, el experto apunta que “en los últimos años se han desarrollado formas de aumentar el número de donantes” y explica que “no sólo debido a la utilización de donantes con criterios expandidos, que han demostrado que son válidos para trasplante, sino también gracias a la obtención de órganos a partir de donantes en asistolia”. En este momento, y según los profesionales reunidos en el congreso, la optimización del proceso de donación en asistolia es una prioridad en España.

Además de lo mencionado, y a pesar de que no está todavía muy desarrollado en nuestro país, también se está tratando de mejorar el programa de partición de injertos para poder utilizar un hígado para dos trasplantes, adulto y pediátrico. “De la misma forma, es necesario facilitar el acceso de los receptores a la posibilidad de recibir un injerto de donante vivo, como ha ocurrido con el riñón de manera muy exitosa”, señala el doctor Pardo.

Presente y futuro de la investigación en trasplante hepático
Durante el congreso también ha habido momento para abordar uno de los temas más actuales e importantes para trasplante hepático. El doctor Pardo subraya que “la esperanza más inmediata está centrada en la utilización de los nuevos antivirales, que no sólo disminuirán la necesidad de trasplante en pacientes con hepatitis C, sino que mejorarán el post-trasplante de los pacientes con cirrosis por virus C, puesto que evitarán la recidiva de la enfermedad”.

Otro de los aspectos importantes en el momento actual es evitar el daño a largo plazo de la inmunosupresión, que incluye la insuficiencia renal, el síndrome metabólico (con hipertensión, diabetes, obesidad, etc.) y la aparición de tumores de novo. “En este sentido nuevos fármacos y una mejor y menor inmunosupresión contribuirá sin duda a disminuir estos efectos indeseados en la vida del paciente trasplantado”, comenta el doctor.