Inicio ASP Las sociedades de Atención Primaria reivindican su papel investigador

Las sociedades de Atención Primaria reivindican su papel investigador

Compartir

“El médico de Familia no investiga porque no le dejan”. Con esta rotundidad se han manifestado los organizadores del I Foro de Investigación Clínica en Atención Primaria (AP), que celebra hoy una jornada en el Hospital San Carlos de Madrid. Su principal objetivo es reivindicar la labor investigadora de un colectivo que se enfrenta a muchas dificultades como consecuencia de un sistema que dificulta esta importante función del médico de Familia. Según los representantes de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se necesita urgentemente una voluntad clara y decidida por parte de las administraciones sanitarias encaminada a la recuperación de una función elemental que beneficiaría al conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS): la investigación.

De los aproximadamente 35.000 médicos de Familia que ejercen en el SNS, se calcula que tan sólo el 5% están implicados en trabajos de investigación. Esto significa que no llegan a 2.000 los médicos del escalón escalón asistencial que dedican parte de su tiempo a este campo. La situación, según las tres sociedades, es muy grave, y relega a estos profesionales a una actividad exclusivamente asistencial, cuando, según afirman, sí que existe un gran número de ellos que, de facilitarse los mecanismos por los que se accede al estudio e investigación, no dudarían en trabajar para generar evidencia y conocimiento médico.

Por eso, esta reunión, que ha sido posible gracias al buen entendimiento de las tres SSCC de AP, quiere reivindicar el papel investigador del medico de Familia ante la Administración central y autonómica. La principal barrera para poder investigar en estenivel comienza con la falta de reconocimiento de la faceta investigadora, que se traduce en que no se habilita un tiempo ni un espacio para el estudio y la búsqueda de respuestas a las innumerables preguntas clínicas que surgen cada día en la actividad asistencial. A eso se suman las dificultades para emprender estudios propios de la AP, un ámbito necesitado de investigar sobre la propia práctica clínica, sobre la efectividad de múltiples medidas farmacológicas y no farmacológicas, sobre la aplicabilidad de los resultados de ensayos clínicos, pasando por los trámites burocráticos que implica el inicio de un estudio: A las dificultades que plantean las administraciones autonómicas se unen los impedimentos, y en muchas ocasiones, falta de visión, de las Gerencias de Atención Primaria.

Sin embargo, las ventajas de favorecer este ámbito incluyen, entre otras, mejor formación del profesional, mejor currículo para el investigador, acceso a la docencia universitaria, ola publicación de estudios en revistas científicas de prestigio, hasta el hecho de que la investigación en AP no sólo es costo-eficiente, sino que redunda en la mejora inmediata de la práctica clínica, lo que se traduce en beneficios del estado de salud de la población e incrementa, la calidad asistencial que se presta a los ciudadanos. Además, según afirman, permitiría crear redes de AP que dinamizaran la propia investigación y la recogida de datos.

La celebración de este I Foro de Investigación Clínica en Atención Primaria responde a la voluntad de estas SSCC de reforzar su reivindicaciones fundamentales de manera conjunta, para así hacer un frente común ante los aspectos fundamentales que afectan al ejercicio profesional de los médicos de Familia.